El hígado graso es un enfermedad que tiene dos causas principales. El exceso de alcohol en la dieta y el exceso de alimentos industriales procesados. (1)

En un cuerpo sano, el hígado es el principal órgano encargado de eliminar toxinas mediante la bilis. La enfermedad del hígado graso ocurre cuando hay daños en el hígado y este no funciona correctamente.

El principal tratamiento para el síndrome de hígado graso es la dieta. De hecho, es la solución más simple y efectiva para revertir esta enfermedad. Si esto no ocurre, puede traer problemas graves para la salud como por ejemplo la insuficiencia hepática.

En este artículo se describe cómo sería una dieta de tratamiento para hígado graso, así como se describe un plan de menú de alimentación como ejemplo.

Hígado graso – Alimentos permitidos y prohibidos

dieta para hígado graso plan de alimentación menú

En un plan de alimentación para hígado graso hay ciertos grupos de alimentos que deben ser estrictamente prohibidos; otros limitados y otros son los que deben predominar. El alcohol debe ser estrictamente prohibido en particular para cuando la causa de la enfermedad es alcohólica. A continuación se describen los alimentos, recomendados permitidos y prohibidos en una dieta para hígado graso:

1.Alimentos prohibidos

  • Alcohol. El alcohol en todas sus formas queda prohibido para aquellas personas con hígado graso. La cerveza, los tragos incluso el vino deben ser eliminados para mejorar este condición.
  • Azúcar agregado. Los dulces, jugos, galletas, Coca-Cola, jugos y refrescos azucarados aumentan la cantidad de grasa en el hígado. Los estudios han confirmado que un mayor nivel de azúcar en sangre empeora el funcionamiento del hígado. (1,2)
  • Fritos. Estos son ricos en grasas trans, calorías y sodio. Todos estos componentes hacen que el hígado trabaje más. Las personas con hígado graso deben eliminar completamente estos alimentos de la dieta.
  • Pan blanco, arroz y harinas refinadas. Los alimentos con alto índice glucémico como el pan blanco, las harinas refinadas y el arroz blanco hacen que los niveles de glucosa en sangre se eleven. A largo plazo pueden ser una causa de hígado graso.
  • Carne roja. Los productos cárnicos embutidos y las carnes rojas son altos en grasas saturadas. En una dieta para hígado graso este tipo de grasa debe ser limitada a un máximo del 10% del total de calorías. (3)

2.Alimentos recomendados

  • Alimentos verdes. Se ha demostrado que los alimentos verdes ayuda a prevenir la acumulación de grasa en el hígado. (4) Comer más vegetales verdes como las espinacas, kale, brócoli tiene como beneficio extra ayudar en el control del peso corporal.
  • Cereales integrales. Los cereales integrales son alimentos ricos en fibra vegetal. La fibra debe ser un componente fundamental en la dieta para hígado graso. Esto es debido a que pueden mejorar el trabajo de digestión, reducir la sensación de hambre y a largo plazo ayudarlo a comer menos alimentos no saludables.
  • Carnes de pescado de mar azul. Las carnes de pescado de origen océanico: atún, salmón, caballa, sardina son alimentos con alto contenido de Omega-3. Este tipo de grasas deben ser un componente fundamental en una dieta para hígado graso. Los estudios han comprobado que su consumo de forma regular puede funcionar como tratamiento para esta enfermedad.
  • Avena. Una de las propiedades de la avena es el contenido de un tipo de fibra particular, los betaglucanos. Esta molécula tiene potente actividad antioxidante y uno de sus efectos a reducir los daños oxidativos que ocurrenen el hígado. (6)
  • Aguacate. Los aguacates son alimentos recomendados en un plan de menú de alimentación para hígado graso. Esto es debido a que son ricos en grasas saludables. Las investigación sugiere que el consumo regular de aguacate podría retrasar el daño hepático. (7)

3. Alimentos permitidos

  • Cafeína. Aunque pueda sonar extraño, los alimentos con cafeína (café, yerba mate, té verde, guaraná) son alimentos permitidos en una dieta de hígado graso. Se ha comprobado que la cafeína en cantidades moderadas, puede reducir la cantidad de enzimas hepáticas anormales en personas con enfermedades hepáticas. (8)
  • Frutas. La mayoría de las frutas son altas en contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales. Todos estos nutrientes son esenciales para mejorar el funcionamiento del hígado. Además debido a que su cantidad de agua es alta, incluirlos en la dieta es una forma simple de alcanzar la cantidad de agua recomendada por día.
  • Lácteos descremados. Los estudios han comprobado que los lácteos descremados son alimentos que pueden ayudar a mejorar las funciones hepáticas. (9) Por este motivo, son permitidos en un plan de alimentación para hígado graso. Sin embargo, los lácteos grasos: queso parmesano, crema de leche, manteca entran en la categoría de prohibidos.

¿Cómo hacer un plan de alimentación para hígado graso?

alimentos permitidos prohibidos dieta hígado graso

A continuación se describe como sería un plan de alimentación para hígado graso tanto de causas alcohólicas como no alcohólicas. La siguiente dieta es a modo de ejemplo, por lo que las cantidades deben ser adaptadas según cada caso. La cantidad de calorías aproximada es de 2100 kcal por día.

Ingesta Plato
Desayuno60 g de avena
200 cc de café
20 mL de leche de almendras
300 g de Duraznos, kiwi o bananas en trozos
 
    Almuerzo
Carne de atún 150 g
Trigo sarraceno 100 g
Tomates cherry 100 g
Hojas de kale
Pepino 1 unidad
20 mL de aceite de colza
 
    MeriendaBatido detox
Pan integral 2 rodajas
Aguacate 40 g
Queso magro 15 g  
      Cena
Pechuga de pollo 150 g
Espinacas 250 g
Quinoa 100 g
50 g de nopal
20 g queso magro
150 g espinacas
30 mL aceite de oliva

Fruta 1 unidad


RESUMEN

El hígado graso es una enfermedad frecuente en personas con tendencia a sobrepeso, obesidad y consumidores de alcohol. Uno de sus tratamientos más efectivos es la dieta. Un plan de alimentación para hígado graso debe incluir gran cantidad de verduras, frutas y alimentos ricos en grasas saludables como el pescado.

Los alimentos prohibidos en una dieta para hígado graso son: el alcohol, los fritos, los alimentos con alto contenido de azúcar agregado, los embutidos y las carnes rojas. En cantidades moderadas se permiten la cafeína y los lácteos descremados.

REFERENCIAS

  1. Sugar sweetened beverages and fatty liver disease: Rising
    concern and call to action. Fuente
  2. Impact of different dosis of sucrose on the liver function. Fuente
  3. Effects of Dietary Fat and Saturated Fat Content on Liver Fat and Markers of Oxidative Stress in Overweight/Obese Men and Women under Weight-Stable Conditions. Fuente
  4. Plants Consumption and Liver Health. Fuente
  5. Omega-3 fatty acids and nonalcoholic fatty liver disease in adults and children: where do we stand?. Fuente
  6. [Effects of beta-glucan on hepatic damage caused by obstructive jaundice]. Fuente
  7. Hepatoprotective effect of avocado fruits against carbon tetrachloride-induced liver damage in male rats. Fuente
  8. Coffee and the Liver. Fuente
  9. The potential effect of some dairy products on liver functions, immunity and intestinal microbiota in rats. Fuente
Con tu opinión nos ayudarás a mejorar la calidad del sitio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *