Categorías: Hígado graso

¿Es seguro tomar cerveza sin alcohol para el hígado graso?

No es novedad que el consumo de alcohol es una de las principales causas de daño hepático. Cuando se ha producido daño hepático puede aparecer el hígado graso alcóholico y esto puede generarse por el consumo de demasiada cerveza. Ahora puede que estés preocupado por el bienestar de tu hígado y te preguntes si otras bebidas sustitutas como la cerveza sin alcohol también puede dañar su hígado, a continuación lo exploraremos.

¿Qué daña el hígado?

Uno de los trabajos de su hígado es descomponer sustancias potencialmente tóxicas. Esto incluye alcohol. Cuando bebe, diferentes enzimas en su hígado trabajan para descomponer el alcohol para que pueda eliminarse de su cuerpo. Cuando bebe más de lo que su hígado puede procesar de manera efectiva, el alcohol y sus derivados pueden dañar su hígado. Inicialmente, esto toma la forma de un aumento de grasa en el hígado, pero con el tiempo puede provocar inflamación y la acumulación de tejido cicatricial. (1)

Si bien el tejido hepático puede regenerarse, el daño continuo puede conducir a la acumulación de tejido cicatricial. A medida que se forma el tejido cicatricial, reemplaza el tejido hepático sano. Esto puede afectar la capacidad de su hígado para llevar a cabo sus funciones vitales y generar hígado graso.

Las primeras etapas de la enfermedad hepática relacionada con el alcohol a menudo no presentan síntomas. Debido a esto, es posible que ni siquiera sepa que ha experimentado daño hepático debido al alcohol.

Si los síntomas están presentes ser:

  • hinchazón del hígado, que puede causar molestias en la parte superior derecha del abdomen
  • fatiga
  • pérdida de peso inexplicable
  • pérdida de apetito
  • náuseas y vómitos

RELACIONADOS:

¿La cerveza sin alcohol es segura para el hígado graso?

Podría haber algunas situaciones en las que la cerveza sin alcohol podría ser mala para el hígado graso.

Por un lado, la cerveza sin alcohol suele ser alta en azúcares, cuando el azúcar se consume en exceso da lugar a la formación de triglicéridos que contribuyen a tener un hígado graso. Si planea consumir demasiada cerveza sin alcohol, esto puede contribuir al daño hepático. Todavía no es una opción segura para aquellos que están preocupados por las condiciones médicas graves relacionadas con el hígado o que ya sufren problemas médicos con el hígado, cómo el hígado graso. También es peligroso para quienes padecen pancreatitis.

Por otro lado, un estudio publicado en la revista Alcohol and Alcoholism sugiere que el lúpulo, un ingrediente de las cervezas amargas, puede proteger el hígado al evitar la acumulación de grasa hepática. (2) Entonces, el lúpulo en realidad protege contra la acumulación de grasa en el hígado, por lo que, básicamente, tomar una lata de cerveza rica en lúpulo como las pale ales podría considerarse como una conducta saludable si no quieres renunciar a esta deliciosa bebida.

El estudio se hizo con ratones. Los investigadores alimentaron a grupos de ratones con tres tipos de bebidas alcohólicas: cerveza con lúpulo, cerveza sin lúpulo y etanol puro. Los hígados de los ratones que bebieron etanol puro o cerveza sin lúpulo mostraron significativamente más depósitos de grasa que los hígados de los ratones que bebieron cerveza con lúpulo.

Además, la cerveza sin alcohol siempre es una opción más saludable que beber cerveza estándar. Y la mayoría son mejores que otras bebidas gaseosas cargadas de azúcar y otros aditivos.

RELACIONADO: ¿El huevo es malo para el hígado graso?

¿Cuál es la mejor cerveza para el hígado graso?

El lúpulo puede tener un efecto antioxidante protector que ayuda a minimizar el daño celular en el hígado. Entonces, ¿qué tipos de cerveza tienen más lúpulo? El lúpulo aporta características amargas a la cerveza, por lo que las cervezas amargas como India Pale Ales (IPA) y Extra Special Bitter (ESB) tendrán lúpulo en abundancia. Lager, y rubias menos. De hecho, históricamente, a las India Pale Ales se les daba una ración extra de lúpulo como una forma de preservarlas para que pudieran resistir el largo viaje por mar a la India. Entonces si estás pensando tomar cervezas sin alcohol y sufres de hígado graso, sería una buena idea tomar cervezas amargas.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la cerveza sin alcohol?

Debido a que la mayoría de las cervezas sin alcohol contienen algo de alcohol, corre un ligero riesgo de consumir alcohol si las bebe en exceso. Dicho esto, sería casi imposible beber lo suficiente como para intoxicarse gravemente.

Curiosamente, algunos estudios sugieren que la cerveza sin alcohol puede generar un efecto placebo. Las papilas gustativas envían señales dudosas al cerebro, que se interpretan como de naturaleza “alcohólica”, y se obtiene la simulación de la embriaguez.

Leer más: Síntomas de hígado graso

¿Qué tomar para el hígado graso?

Como guía rápida, la mejor manera de ayudar a revertir su hígado graso a través de sus hábitos de bebida es la siguiente:

Mucha agua la bebida principal de su elección para ayudar a sanar su hígado graso;
Reduzca cualquier bebida que contenga azúcares añadidos, esto incluye jugos de frutas comprados en la tienda (típicamente con más del 10 % de azúcar), refrescos, batidos, malteadas.
Evite el alcohol, ya que es una de las peores bebidas para su hígado y causará más inflamación y daño. Si igual siente ganas de tomar algo distinto, elija opciones sin alcohol como las cervezas amargas 0%.
Beba té verde y café descafeinado (estos pueden tener posibles efectos positivos en la salud de tu hígado);
Sustituya las bebidas compradas con alternativas saludables. Mezcle su propio cacao en polvo con un edulcorante natural para hacer un chocolate caliente saludable en lugar de comprar chocolate caliente en la tienda con muchos azúcares agregados.

Leer más: Qué tomar para el hígado graso

RESUMEN

El alcohol es una de varias sustancias que pueden dañar el hígado. El consumo excesivo de alcohol puede hacer que se acumule grasa en el hígado. Esto puede provocar inflamación y un aumento del tejido cicatricial, lo que puede afectar seriamente la capacidad de su hígado para funcionar como debería.

Buenas noticias para los bebedores de cerveza: los investigadores han descubierto que el lúpulo de la cerveza reduce los efectos nocivos del alcohol en el hígado, por lo que tomar una cerveza sin alcohol es una mejor opción, incluso saludable que tomar cerveza regular. Ahora, no se exceda. La cerveza sin alcohol igual contiene cantidades considerables de azúcares que en exceso pueden provocar lipogénesis y contribuir al desarrollo de hígado graso.

REFERENCIAS

  1. Inflammatory processes in the liver: divergent roles in homeostasis and pathology. Fuente
  2. Hops (Humulus lupulus) Content in Beer Modulates Effects of Beer on the Liver After Acute Ingestion in Female Mice . Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*