La diabetes gestacional es una de las complicaciones médicas más frecuentes del embarazo. Esta enfermedad afecta del 1% a 35% de las mujeres embarazadas en todo el mundo. (1)

La diabetes gestacional causa niveles altos de azúcar en la sangre que pueden afectar su embarazo y la salud de su bebé.

La diabetes gestacional aumenta el riesgo de problemas obstétricas como preeclampsia, cesárea y parto prematuro. Además, las mujeres y los bebés afectados por la diabetes gestacional tienen un mayor riesgo futuro de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Si bien cualquier complicación del embarazo es preocupante, hay buenas noticias. Las mujeres embarazadas pueden controlar la diabetes gestacional comiendo alimentos saludables, haciendo ejercicio y, si es necesario, tomando medicamentos.

Sigue leyendo para saber qué es la diabetes gestacional, cuáles son las causas, síntomas, cómo se trata y qué debes comer en estos casos.

¿Qué es la diabetes gestacional?

que es la diabetes gestacional

La diabetes gestacional (DG) es la diabetes que se diagnostica por primera vez durante el embarazo (gestación).

Al igual que otros tipos de diabetes, la diabetes gestacional afecta la forma en que las células utilizan el azúcar en sangre (glucosa).

En las mujeres con diabetes gestacional, el azúcar en sangre suben a valores altos durante el embarazo, y generalmente, vuelven a ser normales poco después del parto.

Sin embargo, esto puede afectar la salud de su bebé y aumenta su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Por esto es que en estos casos, controlar el azúcar en sangre es importante para mantenerse a usted y a su bebé saludables y prevenir un parto difícil.

Síntomas de diabetes gestacional

Las mujeres con diabetes gestacional no suelen presentar síntomas o pueden atribuirlos al embarazo. La mayoría de ellas descubre que la tiene durante un examen de rutina.

Si experimenta síntomas, es probable que sean leves. Algunos síntomas son:

  • fatiga
  • visión borrosa
  • sed excesiva
  • hambre excesiva
  • necesidad excesiva de orinar
  • ronquidos

RELACIONADOS:

Causas y factores de riesgo

Los investigadores aún no están seguros el por qué algunas mujeres padecen diabetes gestacional y otras no. Sin embargo, se sabe que las hormonas actúan para mantener bajo control los niveles de azúcar en sangre.

Cuando está embarazada, su cuerpo produce mayores cantidades de algunas hormonas, como por ejemplo, lactógeno placentario humano (hPL) y otras hormonas que aumentan la resistencia a la insulina. Estas hormonas afectan la placenta y ayudan a mantener el embarazo.

Si la resistencia a la insulina se vuelve demasiado fuerte, sus niveles de glucosa en sangre pueden aumentar de manera anormal. En última instancia esto puede causar diabetes gestacional.

Otros factores de riesgo que pueden ser causas de diabetes gestacional:

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Falta de actividad física.
  • Genética – Diabetes previa un familiar directo.
  • Dar a luz anteriormente a un bebé que pesaba más de 9 libras
  • Grupo étnico

RELACIONADO: Neuropatía diabética – ¿Qué es y cómo prevenirla?

Complicaciones que pueden afectar a su bebé

La diabetes gestacional mal manejada puede tener consecuencias
perjudiciales para la madre y el bebé.

Se ha establecido una relación entre obesidad materna y diabetes y una mayor predisposición del niño a desarrollar diabetes durante la juventud, produciendo un círculo vicioso en que la obesidad y la diabetes dan
lugar a más diabetes. (1)

Se ha demostrado que la diabetes gestacional aumenta el riesgo de sufrir problemas obstétricos, como preeclampsia, distocia de hombros. Esto es probablemente debido a que son bebés de mayor tamaño.

En cuanto a los riesgos a largo plazo, la DG indica un riesgo importante de diabetes materna futura y de enfermedades cardiovasculares. Además, si el bebé nace prematuro puede conducir a problemas pulmonares y a ictericia.

Si tiene diabetes gestacional no tratada, su bebé puede tener un mayor riesgo de las siguientes complicaciones:

  • Peso excesivo al nacer.
  • Parto temprano (prematuro).
  • Dificultades respiratorias.
  • Obesidad y diabetes tipo 2 más adelante en la vida.
  • Riesgo de vida
  • Hipoglucemia
  • Distocia de hombros
  • Ictericia
  • Síndrome metabólico

RELACIONADOS:

¿Cómo se trata la diabetes gestacional?

Si le diagnostican diabetes gestacional, su plan de tratamiento dependerá de varios factores. Es de gran importancia que mediante la evaluación de su médico se llegue al tratamiento más adecuado.

Las mujeres con diabetes gestacional clase A1 pueden controlarlo mediante dieta y ejercicio. Aquellas que tienen la clase A2 necesitan de insulina u otros medicamentos.

En la mayoría de los casos, su médico le recomendará que controle su nivel de azúcar en sangre antes y después de las comidas, y controle su condición comiendo de manera saludable y haciendo ejercicio regularmente.

Si su médico le recomienda que controle sus niveles de azúcar en sangre, es posible que le proporcionen un dispositivo especial de control de glucosa.

Si necesita inyecciones de insulina hasta que dé a luz, pregúntele a su médico sobre el momento adecuado de las inyecciones de insulina en relación con las comidas para evitar la hipoglucemia.

¿Qué debo comer si tengo diabetes gestacional? – Dieta

dieta para diabetes gestacional

Una dieta equilibrada es clave para controlar la diabetes gestacional de forma adecuada. En particular, las mujeres con diabetes gestacional deben prestar especial atención a la ingesta de carbohidratos, proteínas y grasas.

Además, comer de forma espaciada, (por ejemplo cada dos horas) también puede ayudarlo a controlar sus niveles de azúcar en sangre. En ningún caso se debe no comer por más de 8 horas.

Reglas básicas en una dieta para diabetes gestacional:

1. Carbohidratos

En una dieta para diabetes gestacional, los carbohidratos son los elementos a los que se les debe prestar mayor atención.

Comer alimentos ricos en carbohidratos de forma espaciada lo ayudará a prevenir picos de azúcar en la sangre.

Su médico o nutricionista lo ayudará a determinar exactamente cuántos carbohidratos debe comer por día y cuáles son los de mejor calidad.

Como regla general se puede decir que los integrales: cereales, arroz, verduras y legumbres son los alimentos con carbohidratos que deben predominar.

2. Proteínas

Las mujeres embarazadas deben comer al menos dos a tres porciones de proteínas al día. En lo posible elegir proteína de alta calidad.

Las mejores proteínas son aquellas que aportan un perfil completo de aminoácidos y se absorben rápido. Estas son denominadas proteínas de alto valor biológico.

Algunos ejemplos son carnes magras (aves y pescado), leche descremada y huevos. Aunque también puede combinar proteínas vegetales para obtener los mismos resultados, por ejemplo legumbres y arroz.

3. Grasas

Si tiene diabetes gestacional, no debe eliminar las grasas de su dieta sino elegir las de buena calidad.

Las grasas son importantes para el desarrollo del cerebro y los ojos del bebé. Las grasas también ayudan a que la placenta y otros tejidos crezcan, y incluso algunas grasas pueden ayudar a prevenir el parto prematuro.

Las grasas saludables para incorporar a su dieta son: aceites vegetales (oliva, canola, coco), frutos secos, semillas, aguacate, pescados grasos o aceite de pescado.

RESUMEN

La diabetes gestacional es una afeccción que ocurre cuando las mujeres aumentan su nivel de glucosa en sangre durante el embarazo.

Las causas aún no son claras, aunque generalmente se atribuyen a cambios hormonales, sobrepeso y falta de actividad física.

Las consecuencias o complicaciones de la diabetes gestacional son problemas en el parto, mayor probabilidad de tener diabetes tipo 2, afecciones del tracto respiratorio, entre otras.

Controlar los niveles de azúcar del embarazo es importante para evitar problemas de salud tanto para la madre como para el bebe.

REFERENCIAS

  1. Hiperglucemia y embarazo en las américas. Fuente
  2. Diabetes gestacional. Diagnóstico y tratamiento en el primer nivel de
    atención. Fuente
  3. Guía práctica de la diabetes gestacional. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *