Todos hemos conocido a algún amigo que tiene piernas gruesas sin hacer ejercicio. O que come sin parar y tiene los abdominales marcados, lo primero que tendemos a pensar: esto se debe a la genética muscular.

La ciencia ha determinado que la genética puede tener una influencia real en la musculatura. (2,3,4,5) Sin embargo, es real que esto no lo es todo.

En este artículo se detalla cuál es la influencia de la genética en el cuerpo y cómo saber si una persona tiene buena genética o no.

Genética muscular – ¿Qué es?

buena genetica muscular

La genética muscular es el área de la genética que estudia la relación entre la información del ADN y el sistema muscular de una persona. Determinar cuál es el potencial genético muscular con el que se parte. Es decir, si se cuenta con una aptitud para un tipo de deporte u otro es el primer paso para un deportista.

Si bien no lo es todo, una buena genética es una ventaja para ganar masa muscular y mejorar el rendimiento deportivo.

El método más exacto para determinar si una persona tiene buena genética muscular es con un análisis de ADN.

Además, determinar el tipo de cuerpo se puede hacer con la interpretación del gasto energético de cada persona.

Influencia de la genética en los músculos

La relación entre la genética y los músculos ha sido confirmada por las investigaciones. (4,5)

Aparentemente la posibilidad de crear lograr una mayor o menor cantidad de músculos es afectada no sólo por el rendimiento deportivo, sino por la genética muscular de una persona.

Una de las razones es la diferencia en la concentración de creatina fosfato entre los distintos tipos de cuerpo. Así como existe una diferencia en los marcadores metabólicos. (5)

Por ejemplo, un mesomorfo, el tipo de complexión física con tendencia deportiva por naturaleza es asociado a la posibilidad de lograr un mayor porcentaje de masa muscular: un ejemplo es tener piernas gruesas con mínimo entrenamiento.

Tipos de cuerpo según la genética

El creador de la teoría de los tipos de cuerpo según la genética fue el psicólogo estadounidense William Herbert Sheldon. (7) Esta teoría fue posteriormente modificada y hoy día se utiliza en los profesionales del deporte.

Según Sheldon, desde el nacimiento uno de los tres tipos de cuerpo según la genética o somatotipo corporal: endomorfo, mesomorfo, ectomorfo se vuelve dominante.

El tipo de cuerpo ectomorfo es el que tiene tendencia a ser delgado. El mesomorfo es un perfil atlético y muscular. Y el endomorfo de estructura ósea grande y con tendencia a un aumento de peso.

En los inicios se creía que la complexión física era determinada por factores genéticos y esta información no podía ser modificada. Hoy en día se saber que con el tiempo es posible lograr cambios en el cuerpo más allá de la genética.

De hecho, la mayoría de personas no pertenece a un único tipo de genética. Si bien la información contenida en el ADN no puede ser modificada; es posible cambiar las características del cuerpo con dietas y ejercicios.

¿Cómo saber mí genética?

potencial genetico muscular

La manera más simple de determinar el potencial genético muscular es determinar la tasa metabólica basal. Este es un valor que estima la cantidad de calorías que gasta tu cuerpo en reposo.

Además, interpretar las medidas del cuerpo, por ejemplo el grosor de la muñeca puede ayudar. En algunos casos corresponde con la genética de cada uno. Sin embargo, no es un factor determinante.

Si al calcular la tasa metabólica basal los valores se mantienen sobre el rango superior es probable que seas ectomorfo, si se sitúan en el medio eres meso y por debajo eres endo. Además, los profesionales del deporte utilizan una herramienta que se denomina somatocarta.

Marcadores metabólicos – La mejor manera de determinar si tienes buena genética

Investigaciones actuales afirman que los marcadores metabólicos de los distintos tipos de contextura física pueden llegar a diferenciarse en un 7-18%(3,5).

Una diferencia en la cantidad de estas moléculas se traduce como cambios en la reacción del cuerpo ante la ingesta de carbohidratos, así como explica los distintos niveles hormonales.

Los marcados metabólicos determinan si una persona tiene buena genética o no y prácticamente no se modifican con entrenamiento. Estos únicamente los puedes determinar con un análisis de laboratorio.

Buena genética muscular y hormonas

El potencial genético muscular depende de los niveles hormonales. Las personas con tendencia a aumentar masa muscular tienen niveles de hormonas sexuales (como la testosterona) altos.

Los niveles de la hormona del estrés el cortisol suelen permanecer bajos. Así como las personas con buena genética responden normalmente a la insulina.

Aumentar la testosterona es una buena estrategia para acelerar el potencial genético muscular.

Si no eres de los afortunados que tienen buena genética puedes tomar medidas sencillas como incluir alimentos con magnesio y zinc. Evitar situaciones de estrés constante y mantener niveles bajos de cortisol es otra de las medidas básicas para

En ningún caso debes utilizar suplementos deportivos que alteren el funcionamiento hormonal. Los efectos secundarios de los esteroides anabólicos harán estragos en su metabolismo, no importa cuan buena genética una persona tenga.

¿Qué tan rápido crecen los músculos con una buena genética?

Se considera que la velocidad máxima a la que una persona promedio puede ganar masa muscular es de 0,2 kg por semana. Es decir, aproximadamente 1 kg al mes(2).

A pesar de que esta cifra puede parecer insignificante, ganar 12 kg de masa muscular magra en un año es suficiente para cambiar totalmente la complexión física de una persona.

Si el aumento de peso es de más de 1 Kg por mes, lo más probable es que no sólo esté aumentando masa muscular magra, sino también los depósitos de grasa y líquidos.

¿Cómo saber si un hombre tiene buena genética? – 5 características

piernas gruesas por genetica

1. Proporciones atléticas del cuerpo

En una persona con buena genética muscular el pecho suele ser ancho. La cintura angosta y los muslos firmes. Estas características corresponden a un tipo de cuerpo mesomorfo. Los endomorfos tienden a tener la zona de las caderas más ancha, mientras que los ectomorfos el ancho del pecho y la cintura suelen ser iguales.

2. Tasa metabólica basal acelerada

Una tasa metabólica basal alta es lo que distingue a una persona con buena genética de una con mala. Si bien es difícil cambiar este parámetro existen algunas estrategias para lograrlo con la nutrición y el ejercicio físico. Un indicador de que su metabolismo es sano es mantener el peso y la no necesidad de comer alimentos dulces a todas horas.

3. Niveles altos de testosterona

Los niveles altos de testosterona pueden evidenciarse en los hombres por un aumento en la energía en general así como una mayor actividad sexual. Así como en el comportamiento, si una persona toma decisiones arriesgadas con regularidad, y es un tanto impulsiva y agresiva lo más probable es que sus niveles de testosterona sean altos.

4. Recuperación muscular rápida

Una persona con buena genética muscular no necesita de más de 72 horas para recuperar la musculatura de forma completa. La buena noticia: aún cuando su genética muscular sea mala, se pueden utilizar una variedad de métodos de recuperación muscular para agilizar el proceso.

5. Bajo porcentaje de grasa corporal

Las personas con buena genética muscular suelen tener un bajo porcentaje de grasa corporal. Para medir este parámetro recomendamos el uso de un plicómetro y tablas oficiales. En la mayoría de los casos las balanzas electrónicas son menos precisas.

RESUMEN

  • La genética muscular es el área de la genética que se dedica al estudio de la relación entre la información del ADN y la musculatura.
  • El potencial genético muscular es la predisposición genética que tiene una persona para el aumento o no de la masa muscular magra.
  • Una persona con buena genética muscular se caracteriza por un metabolismo basal acelerado, una recuperación muscular rápida, niveles altos de testosterona y proporciones de la espalda ancha y cintura angosta.
  • Para determinar el tipo de genética muscular lo mejor es definir la contextura física o el somatotipo corporal.
  • Una vez hallado el tipo de cuerpo: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo se deben elaborar estrategias de entrenamiento y dietas para estimular el potencial genético muscular de cada persona.

VER REFERENCIAS

Predicting somatotype from body measurements. Damon, Albert; Bleibtreu, Hermann K.; Elliot, Orville; Giles, Eugene

What is My Genetic Muscle Potential? Lyle McDonald, Fuente

Somatotype and indicators of metabolic fitness in youth. Peter T. Katzmarzyk1, Robert M. Malina, Thomas M.K. Song, Claude Bouchard, 1998 Fuente

Genetics of muscle strength and power: Polygenicprofile similarity limits skeletal muscle performance. Fuente

Some important metabolic markers in blood of Trained Endomorph, Mesomorph and Ectomorph male athletes.Fuente

Sheldons type theory. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *