Durante mucho tiempo, los estrógenos se han considerado cómo los reguladores de las funciones reproductivas femeninas y no hay dudas de que son hormonas responsables de las características sexuales de las mujeres.

Sin embargo, hoy día se ha confirmado que no sólo cumplen esta función. Los estrógenos actúan en varias partes del cuerpo y juegan un papel importante a otros niveles.

Por ejemplo, los estrógenos ayudan a la formación y el mantenimiento de los huesos, ejercen efectos cardioprotectores e influyen en el estado de ánimo.

Durante la menopausia, los niveles de estrógenos y progesterona suelen bajar. Esto puede afectar negativamente el humor, deseo sexual, salud ósea y el peso corporal. Por eso es que para algunas mujeres aumentar los estrógenos puede ser necesario.

Aquí encontrarás información completa y confiable sobre los estrógenos. ¿Cómo aumentarlos, dónde se producen y qué alimentos o vitaminas afectan sus niveles?

¿Qué es el estrógeno?

El término “estrógeno” se utiliza para describir colectivamente a las hormonas femeninas, de las cuales la más potente es el estradiol. Otros estrógenos importantes, pero menos poderosos, son la estrona y el estriol.

Los estrógenos son hormonas esteroides sexuales que desempeña un papel importante en la regulación de varias funciones biológicas. Afectan el crecimiento, la diferenciación y la función de de todo el cuerpo, no solo en aquellas zonas involucradas en el proceso reproductivo.

El estrógeno cumple una función fundamental en la regulación de la densidad ósea, la función cerebral, los niveles de colesterol, el equilibrio de electrolitos y la salud de la piel. Además, los estrógenos pueden afectar el sistema cardiovascular, el sistema nervioso central y la líbido.

¿Dónde se produce?

En las mujeres, los estrógenos se sintetizan a partir del colesterol en los ovarios en respuesta a las hormonas hipofisarias.

Una mujer adulta secreta de 70 a 500 µg de estradiol por día, dependiendo de la fase del ciclo menstrual. El estradiol se puede convertir en otras formas como la estrona y el estriol. (1)

Además de en los ovarios, los estrógenos también son producidos por la aromatización de andrógenos en células grasas, piel, huesos y algunas partes del cerebro.

A diferencia de las mujeres, los hombres dependen en gran medida de la síntesis local de estrógenos en zonas que están fuera de las glándulas sexuales.

¿Cómo aumentar el estrógeno?

Aunque el factor de riesgo más común para los niveles bajos de estrógeno es la edad, los niveles de estrógenos también pueden disminuir debido a defectos genéticos o mala nutrición.

Cuando hay una disminución en los niveles de estrógenos y progesterona en el cuerpo, puede aumentar el riesgo de diversas enfermedades. Las funciones sexuales pueden verse alteradas y aumentar el riesgo de obesidad, enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.

El aumento de los estrógenos se puede lograr a través de la dieta y
modificaciones del estilo de vida. Como aumentar los alimentos con fibra, y reducir los grasos, perder peso, hacer ejercicio y aumentar la ingesta de fitoestrógenos. (1)

Los fitoestrógenos influyen de manera beneficiosa en la síntesis de estrógenos través de una variedad de mecanismos. Tienen un estructura similar al estradiol y puede unirse a los mismos receptores, aumentan los niveles plasmáticos de SHBG y disminuyen la actividad de enzimas que los bloquean.

Aquí hay algunas fuentes de alimentos y vitaminas que pueden ayudar a aumentar los niveles de estrógeno.

1. Alimentos

  • Derivados de soja – La soja y los productos que se producen a partir de ella, como el tofu, son una gran fuente de fitoestrógenos.
  • Frutos secos y semillas – Las semillas de lino, semillas de girasol, semillas de sésamo, almendras y nueces también contienen grandes cantidades de fitoestrógenos.
  • Vegetales y cereales – Los carbohidratos complejos, como los que se encuentran en las verduras y cereales integrales, se prefieren a los carbohidratos simples para la produccción estrógenos endógenos. Por el contrario el exceso de azúcar y otros carbohidratos simples, pueden desequilibrar las hormonas sexuales. (1)
  • Frutas – Algunas frutas y verduras son ricas en fitoestrógenos: manzanas, zanahorias, granadas, fresas, arándanos, uvas.
  • Hierbas – las siguientes hierbas contienen fitoestrógenos: trébol rojo, raíz de regaliz, lúpulo.

2. Vitaminas y minerales

  • Vitaminas B, D y E – Las vitaminas B, D y E juegan un papel importante en la creación y activación de estrógenos en el cuerpo. Los niveles bajos de estas vitaminas pueden conducir a niveles reducidos de estrógeno.
  • Boro – El boro es un oligoelemento que tiene una variedad de funciones en el cuerpo. Los investigadores creen que el boro influye en los receptores de estrógeno al permitir que el cuerpo utilice más fácilmente el estrógeno disponible.
  • Magnesio – El magnesio es un cofactor esencial para una de las enzimas que optimiza la metilación y excreción de estrógenos.
  • Lignanos – Estos compuestos se encuentran en alimentos ricos en fibra como las semillas de lino. Los lignanos estimulan la producción de SHBG en el hígado, y por lo tanto reducen los niveles de estrógeno libre en circulación.
  • Curcumina – La curcumina es un polifenol componente de la cúrcuma que se puede encontrar en forma de suplemento. Se ha demostrado que puede reducir el crecimiento de células de cáncer de mama inducido por xenoestrógenos. (1)

3. Medicinas

Los suplementos o soluciones naturales pueden no ser efectivas para todos.

Si los niveles de estrógeno son muy bajos y aparecen síntomas como sofocos, cambios de humor, depresión puede ser necesarios tratamientos médicos. Por ejemplo, la terapia de reemplazo hormonal.

En este tipo de tratamientos se utilizan cremas, comprimidos, supositorios. Este tipo de terapia debe ser siempre indicada por un médico ya que puede aumentar el riesgo de enfermedades graves como enfermedades cardiovasculares o cáncer de mama.

Formas de aumentar la progesterona de forma natural

La progesterona actúa en conjunto con el estrógeno para cumplir funciones esenciales en el cuerpo humano.

En muchos casos, si tiene niveles bajos de estrógeno, es posible que también tenga niveles bajos de progesterona. Esto es especialmente común durante la menopausia, cuando la mayor parte de las hormonas femeninas caen drásticamente.

Elegir alimentos saludables, evitar fumar o beber alcohol, hacer ejercicio con regularidad y dormir adecuadamente son algunas de las formas en que puede controlar sus niveles de progesterona y estrógenos durante esta etapa.

Otra posible forma de aumentar la progesterona es a través de suplementos a base de hierbas naturales. Sin embargo, no todos los suplementos de hierbas son eficaces para estimular la progesterona, e incluso algunos pueden bajarlo. Si no está segura de cuáles son los efectos, consulte con su médico o a través de fuentes confiables de información.

Contraindicaciones

Demasiado estrógeno, también puede ser malo para tu cuerpo. Esto puede estar causado por una variedad de factores.

Algunas mujeres producen naturalmente más estrógeno que progesterona, por lo que la suplementación o las terapias con medicamentos pueden causar algún tipo de desequilibrio hormonal.

Los síntomas de los niveles altos de estrógeno en las mujeres son:

  • hinchazón
  • períodos irregulares
  • cambios de humor
  • ansiedad
  • problemas de memoria

Los hombres también pueden experimentar exceso de estrógenos, que se presenta como ginecomastía, disfunción eréctil e infertilidad.

Si comienza a experimentar alguno de estos síntomas después de usar suplementos o alimentos con estrógeno natural, puede deberse a un exceso de estrógenos.

RESUMEN

Los estrógenos y la progesterona dos de las principales hormonas sexuales del cuerpo humano.

Al tener niveles bajos de estrógeno y progesterona no sólo la función reproductiva se puede ver afectada. Es por eso que en durante la menopausia ocurren cambios en el estado de ánimo, deseo sexual y la salud ósea.

Algunas formas de aumentar los estrógenos en su cuerpo de forma natural son aumentar el consumo de alimentos con fitoestrógenos, alimentos con fibra vegetal, vitamina D, B Y E y reducir el alcohol, fumar y los alimentos grasos.

Además existen otras soluciones suplementarias y médicas que afectan directamente la creación de estrógeno o replican su actividad en el cuerpo.

Si cree que tiene niveles bajos de estrógeno consulte su médico para que evalúe cuál es el tratamiento más adecuado. Un exceso de estas hormona spuede ser peligroso para la salud.

REFERENCIAS

  1. Nutritional Influences on Estrogen Metabolism. Fuente
  2. Phytoestrogens as Pharma Foods. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *