Categorías: Hormonas

¿Cómo el cortisol afecta nuestro cuerpo?

El cortisol también conocido como hormona del estrés, cumple funciones adaptativas en nuestro cuerpo. Ante un peligro de vida, es esta hormona la principal molécula útil para reaccionar rápidamente.

Sin embargo, por diversos motivos, su cuerpo puede producir exceso de cortisol, incluso en ausencia de una amenaza evidente. Cuando esto ocurre, los niveles crónicos altos de cortisol son capaces de provocar cambios negativos y causar daños que alteran funciones importantes de nuestro cuerpo.

Sigue leyendo para saber cómo el cortisol afecta a cada parte de nuestro cuerpo y por qué es que a muchos les afecta de forma diferente.


Efectos de la hormona del estrés en el cuerpo

Cuando te encuentras ante un amenaza, tu hipotálamo, una pequeña región en la base de tu cerebro, activa un sistema de alarma en tu cuerpo. A través de una combinación de señales nerviosas y hormonales, este sistema hace que las glándulas suprarrenales, ubicadas encima de los riñones, liberen una oleada de hormonas, incluida la adrenalina y el cortisol.

La adrenalina aumenta la frecuencia cardíaca, eleva la presión arterial y aumenta el suministro de energía. El cortisol, la principal hormona del estrés, aumenta los azúcares (glucosa) en el torrente sanguíneo, mejora el uso de glucosa en el cerebro y aumenta la disponibilidad de sustancias que reparan los tejidos.

El cortisol no sólo moviliza recursos importantes en nuestro cuerpo, sino también frena funciones que serían no esenciales o perjudiciales en una situación de lucha o huida.

En consecuencia se alteran las respuestas del sistema inmunológico y suprime el sistema digestivo, el sistema reproductivo y los procesos de crecimiento.

Este complejo sistema de alarma natural también se comunica con las regiones del cerebro que controlan el estado de ánimo, la motivación y el miedo. Ahora veamos en detalle que hace el cortisol en cada cada sistema de su cuerpo.

1. Sistema inmune

El estrés estimula el sistema inmunológico, lo que puede ser una ventaja para situaciones inmediatas. Esta estimulación puede ayudarlo a evitar infecciones y curar heridas.

Pero con el tiempo, las hormonas del estrés debilitarán su sistema inmunológico y reducirán la respuesta de su cuerpo a los invasores extraños. Por este motivo es que las personas bajo estrés crónico son más susceptibles a enfermedades virales como la gripe común, entre otras infecciones.

2. Sistema reproductivo

No es inusual perder el deseo cuando está bajo estrés constante. Si bien el cortisol a corto plazo puede hacer que los hombres produzcan más de la hormona masculina testosterona, este efecto no dura.

Si el estrés continúa durante mucho tiempo, los niveles de testosterona de un hombre pueden comenzar a caer. Esto puede interferir con la producción de esperma y causar disfunción eréctil o impotencia. El estrés crónico también puede aumentar el riesgo de infección de los órganos reproductores masculinos como la próstata y los testículos.

Para las mujeres, el estrés puede afectar el ciclo menstrual. Puede provocar períodos irregulares, más abundantes o más dolorosos. El estrés crónico también puede magnificar los síntomas físicos de la menopausia.

3. Sistema respiratorio

El cortisol afecta sus sistemas respiratorio y cardiovascular. Durante la respuesta al estrés, se respira más rápido en un esfuerzo por distribuir rápidamente sangre rica en oxígeno a su cuerpo. Si ya tiene un problema respiratorio como asma o enfisema, el estrés puede dificultar aún más la respiración.

4. Sistema cardiovascular

Bajo estrés, su corazón también late más rápido. Las hormonas del estrés hacen que los vasos sanguíneos se contraigan y desvíen más oxígeno a los músculos, por lo que tendrá más fuerza para actuar. Pero esto también eleva su presión arterial. Cuando su presión arterial aumenta, también aumentan sus riesgos de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

5. Sistema digestivo

La avalancha de hormonas, la respiración rápida y el aumento de la frecuencia cardíaca también pueden alterar su sistema digestivo. Es más probable que tenga acidez de estómago o reflujo ácido gracias al aumento de la acidez del estómago. El estrés por sí mismo no causa úlceras, pero puede aumentar su riesgo de contraerlas y hacer que las úlceras existentes reaccionen.

El estrés también puede afectar la forma en que los alimentos se mueven a través de su cuerpo, provocando diarrea o estreñimiento. También puede experimentar náuseas, vómitos o dolor de estómago.

Además, bajo estrés, su hígado produce azúcar en sangre (glucosa) adicional para darle un impulso de energía. Si está bajo estrés crónico, es posible que su cuerpo no pueda soportar este aumento adicional de glucosa. Por eso es que el cortisol alto puede aumentar su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

6. Sistema muscular

Sus músculos se tensan para protegerse de lesiones cuando está estresado. Los músculos tensos causan dolores de cabeza, dolor de espalda y hombros y dolores corporales. Con el tiempo, esto puede desencadenar un ciclo poco saludable y causar complicaciones en el cuerpo.

Cuando el cortisol se dispara

El sistema de respuesta al estrés del cuerpo suele ser autolimitado. Una vez que ha pasado una amenaza percibida, los niveles hormonales vuelven a la normalidad. A medida que bajan los niveles de adrenalina y cortisol, la frecuencia cardíaca y la presión arterial vuelven a los niveles iniciales y otros sistemas reanudan sus actividades habituales.

Sin embargo, cuando los factores estresantes siempre están presentes y te sientes constantemente atacado, esa reacción de lucha o huida permanece activa.

La activación a largo plazo del sistema de respuesta al estrés y la sobreexposición al cortisol y otras hormonas pueden interrumpir casi todos los procesos de su cuerpo. Esto lo pone en mayor riesgo de sufrir muchos problemas de salud, que incluyen:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Problemas digestivos
  • Dolores de cabeza
  • Cardiopatía
  • Trastornos del sueño
  • Aumento de peso
  • Deterioro de la memoria y la concentración

¿Por qué algunas personas se estresan más que otras?

Su reacción ante un evento potencialmente estresante es diferente a la de cualquier otra persona. La forma en que reacciona a los factores estresantes son afectadas por factores como:

  • Genética. Los genes que controlan la respuesta al estrés mantienen a la mayoría de las personas en un nivel emocional bastante estable, y sólo ocasionalmente preparan al cuerpo para luchar o huir. Las respuestas al cortisol excesivas pueden deberse a ligeras diferencias en estos genes.
  • Experiencia. A veces, las reacciones de estrés fuertes se pueden atribuir a eventos traumáticos. Las personas que fueron abandonadas o abusadas cuando eran niños tienden a ser particularmente vulnerables al estrés. Lo mismo ocurre con las personas que han sufrido delitos violentos, personal militar, agentes de policía y los bomberos.

Es posible que tenga algunos amigos que parecen relajados sobre casi todo y otros que reaccionan con fuerza al menor estrés. La mayoría de las personas reaccionan a los factores estresantes de la vida en algún lugar entre esos dos extremos.

REFERENCIAS

  1. The effect of cortisol in your body. Fuente
  2. The role of cortisol in the body. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.