Categorías: Diabetes

5 cosas dulces para el té que se pueden comer si tienes diabetes

Evitar el azúcar es una de las reglas dietéticas más estrictas en la diabetes. Especialmente para quienes están acostumbrados a tomar té con dulces o galletas. La industria moderna ofrece nuevas alternativas, pero no todas son aceptables, y la frase “sin azúcar añadido” o “light” puede ser engañosa.

A continuación hablaremos sobre qué cosas dulces se pueden comer para acompañar el té o merendar si tienes diabetes mellitus y cuáles no. Además, daremos ejemplos de sustitutos del azúcar bajos en carbohidratos cuyo consumo (naturalmente, con moderación) es aceptable.

RELACIONADO: Desayunos para diabéticos tipo 2


¿Qué se puede tomar para el té con diabetes?

La diabetes mellitus es un grupo de trastornos metabólicos asociados con la incapacidad del organismo para producir (o utilizar) insulina de forma adecuada. La mayoría de las veces, el problema se asocia con niveles de azúcar en sangre excesivamente altos, es decir, diabetes tipo 2.

A las personas con diabetes tipo 2 se les recomienda reducir los dulces, o seguir una dieta baja en carbohidratos (que limita el consumo total de carbohidratos), así como un rechazo completo de los alimentos con un índice glucémico alto: la energía que contienen se convierte rápidamente en glucosa, lo cual no es deseable.

Como recordatorio, la ingesta máxima diaria de azúcar para las personas sin diabetes es de entre 24 y 36 g, lo equivalente a un vaso de cola o jugo. La ingesta de carbohidratos simples debe limitarse al 10% de la ingesta calórica total. (1)

Aunque la lista de dulces aceptables para la diabetes es limitada, existen varios tipos de acompañamientos para el té que son seguros desde el punto de vista del aumento de azúcar en sangre:

1. Chocolate negro

Si el chocolate blanco contiene un 20% de manteca de cacao y un 60% de azúcar, en el caso del chocolate negro oscuro, los números cambian hasta a un 85% de granos de cacao y solo un 15% de azúcar.

Dado que una porción de chocolate pesa unos 10 g, en el caso del chocolate negro estamos hablando de 1,5-2 g de azúcar. Este tipo de chocolate y los sin azúcar son una opción ideal y permitida para acompañar el té si tienes diabetes.

2. Frutas

Un pequeño puñado de bayas frescas o una manzana al horno es un postre perfectamente aceptable para la diabetes. La fruta contiene no solo fructosa y glucosa, sino también viene acompañada de fibra natural.

Muchas frutas son ideales para diabéticos y ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre. En promedio, para mantener la función metabólica, una persona necesita alrededor de 25-30 g de fibra por día.

3. Gelatina sin azúcar

La gelatina comestible es un alimento a base de una proteína soluble similar al colágeno. Por sí sola, no contiene carbohidratos; sin embargo, a menudo se agregan azúcares a los postres preparados a base de gelatina. Una porción de gelatina endulzada con edulcorantes es una buena opción para la merienda.

4. Galletas y brownies ricos en proteínas

Hay muchas recetas diferentes para hacer galletitas dulces ricas en proteínas y bajos en carbohidratos: panecillos, pancakes, brownies, etc. Asegúrate de utilizar harinas bajas en carbohidratos y endulzantes permitidos para diabéticos.

5. Frutos secos

Los estudios muestran que comer una pequeña porción de frutos secos 5 veces a la semana reduce el riesgo de enfermedad cardíaca en presencia de diabetes en un 17%.

En primer lugar, estamos hablando de almendras y nueces; sin embargo, las nueces de macadamia, que se caracterizan por un olor a vainilla y un sabor a chocolate, también son excelentes para el té.

Cosas dulces no recomendadas para agregar el té

El hecho de que el empaque de un producto diga que no contiene “azúcares agregados” no significa que no tenga carbohidratos refinados y que sea bueno para personas con diabetes.

La mayoría de las veces, estamos hablando del hecho de que no tienen azúcar blanca agregada en la receta, pero bien pueden agregarse productos similares o tener azúcares de composición de forma natural.

Por ejemplo, la miel tiene casi un 80% de fructosa; en teoría se puede etiquetar como un producto “sin azúcar añadido”. De manera similar, se pueden usar maltodextrina, arroz, jarabe de arce, etc. Lea el envoltorio, cualquiera de estos ingredientes no es recomendado para la diabetes o prediabetes.

RELACIONADOS:

Consuma sustitutos del azúcar para la diabetes con moderación

Aunque los edulcorantes pueden lograr un sabor dulce sin elevar los niveles de glucosa en sangre, las personas con diabetes deben consumirlos con moderación.

Un estudio de 2020 también muestra que los edulcorantes sintéticos como el aspartamo y la sacarina están asociados con un mayor riesgo de desarrollar resistencia a la insulina. (2)

Incluso, opciones más naturales y nuevas como los alcoholes de azúcar (eritritol, isomaltol, lactitol, maltitol, manitol, sorbitol y xilitol) en exceso pueden provocar una mayor producción de gas en el estómago.

Dado que tomar medicamentos para reducir los niveles de azúcar en sangre (por ejemplo, metformina) en sí mismo puede generar flatulencia, es mejor evitar las combinaciones con los edulcorantes antes mencionados.

Reemplazo del té o café con achicoria

La achicoria se utiliza como sustituto del café o el té en la diabetes. Para hacer esto, la raíz de achicoria (una planta con flores azuladas) primero se seca, luego se muele y se fríe. Entre las propiedades beneficiosas, se puede notar la ausencia de cafeína, así como la presencia de antioxidantes naturales.

La investigación sugiere que la sustancia inulina que contiene puede afectar el azúcar en sangre (y por lo tanto la insulina); en otras palabras, la achicoria puede ayudar a reducir la glucosa en ayunas. (5)

La inulina es un polímero de D-fructosa y se encuentra no solo en la raíz de achicoria, sino también en los tubérculos de alcachofa y también en el agave. La sustancia ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre y también actúa como prebiótico (estimula el crecimiento de las bacterias benéficas).

RESUMEN

Dado que la diabetes tipo 2 está asociada con la incapacidad del cuerpo para utilizar el exceso de glucosa, la alimentación implica limitar la ingesta de carbohidratos, en particular del tipo azúcar.

Sin embargo, eso no quiere decir que no puedas comer cosas dulces con el té. Opciones aceptables son pequeñas porciones de bayas frescas, nueces, chocolates y horneados bajos en carbohidratos.

REFERENCIAS

  1. World Health Organization: Healthy diet, Fuente
  2. Effect of artificial sweeteners on insulin resistance among type-2 diabetes mellitus patients. Fuente
  3. Desserts and Sweets for People with Diabetes. Fuente
  4. Eating nuts may help diabetes patients reduce CVD risk. Fuente
  5. Anti-diabetic effects of Cichorium intybus in streptozotocin-induced diabetic rats. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*