¿Cuál es la real importancia del desayuno?

mito importancia del desayuno

La importancia del desayuno es un hecho que despierta interés desde hace miles de años. El desayuno, como indica la palabra es la comida tras el período más largo de ayuno – el dormir. Una frase que todos habemos de haber escuchado alguna una vez es: desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo. ¿Esto es un mito o realidad?

Para determinar la real importancia del desayuno vamos a hacer un recorrido de lo que dicen los estudios científicos que se han encargado de evaluar si comer más en las mañana es mejor para la salud o es simplemente un mito.

El mito de darle mayor importancia al desayuno

Una serie de investigaciones autodenominadas como the Bath Breakfast Project (1)(2) han estudiado los efectos de saltearse el desayuno en el cuerpo humano.

En dicho estudio, se alimentaron a dos grupos de personas: unas que desayunaron poco y cenaron más, y otras que hicieron lo contrario. La cantidad de alimentos totales se mantuvo en ambos grupos.

Las personas que desayunaron poco tuvieron peores habilidades físicas y cognitivas en la mañana. Sin embargo, al mantener la misma proporción de calorías los resultados en los cambios de peso corporal fueron similares.

El proyecto ha concluido que la importancia del desayuno en el aumento o la pérdida de peso corporal no es tal cual se cree.

Dejando en claro que si bien desayunar es de importancia para el estado de salud de una persona; debe ser una comida más. Es un mito que exagerar en la cantidad va a tener como consecuencia directa beneficios extra para la salud.

Proporción de nutrientes en el desayuno

En lo que si se han puesto de acuerdo los estudios es que en el desayuno debe haber una correcta proporción de carbohidratos, proteínas y grasas.

Un desayuno ideal debe seguir las siguientes proporciones:

  • Carbohidratos – 60%
  • Grasas – 25%
  • Proteínas 15%

Para cubrir estas necesidades se pueden combinar avena, huevos y aceite de coco. O pan de centeno con aguacate y un licuado de frutas. En lo posible deben predominar las grasas saludables de origen vegetal.

Un desayuno ideal debe proporcionar una sensación de saciedad durante un largo período de tiempo. La peor elección para el desayuno son los alimentos dulces con índice glucémico alto. Estos alimentos dan un boost rápido de energía, sin embargo, en menos de una hora le darán una sensación hambre voraz.

Importancia de las proteínas en el desayuno – no es un mito

La importancia de las proteínas en el desayuno es un factor que se suele dejar a un lado. Una tostada con mermelada con café puede parecer un desayuno saludable, sin embargo su proporción de nutrientes no es la ideal.

Incluir alguna fuente de proteínas de alto valor biológico: leche, huevos, yogurt o kefir, es de gran importancia en el desayuno. Es importante recordar que las proteínas se absorben a un tiempo de 10 g por hora, respetar lo que se denomina timing proteico es esencial para cubrir las cantidades que se necesitan por día.


La importancia del desayuno debe ser igual que el resto de las comidas. Es un mito que hay hay que comer más en las mañanas. Exagerar en la cantidad de alimentos que se comen en las mañanas no trae beneficios adicionales para la salud. Respetar la proporción de macronutrientes, en particular aportar alguna fuente de proteínas son los dos factores de mayor importancia al desayunar.

REFERENCIAS

  1. Bath Breakfast Project (BBP) – Examining the role of extended daily fasting in human energy balance and associated health outcomes: Study protocol for a randomised controlled trial. Fuente
  2. Extended daily fasting (omission of breakfast) and regulation of energy balance. Fuente
Antes de que te vayas, vota. Con tu opinión nos ayudarás a mejorar la calidad del sitio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *