El almidón resistente es un tema muy popular en estos días. Muchas personas han experimentado con él y han visto mejoras importantes en su cuerpo.

El almidón resistente aporta la mitad de calorías que el almidón común, pero puede alimentar los microorganismos buenos de tu cuerpo. Esto se asocia con varios beneficios para la salud.

Por ejemplo, una mayor sensibilidad a la insulina, reducción del apetito y una mejora del sistema inmune y cerebral.

Sigue leyendo para saber qué es, para qué sirve el almidón resistente y cómo agregarlo a tu dieta.

¿Qué es el almidón resistente?

para que sirve el almidon resistente

El almidón es un tipo de carbohidratos que se encuentra en los cereales, vegetales y una gran cantidad de alimentos.

La mayoría de los tipos de almidón se digieren. Es decir, se descomponen en glucosa en el intestino delgado que luego se utiliza como energía.

Cuando hay un exceso de glucosa esta se transforma en triglicéridos o grasa del cuerpo. Por eso es que se dice que el almidón engorda.

El almidón resistente, es un tipo de carbohidrato que resiste a la digestión. Es decir pasa por el intestino delgado sin ser alterado y se fermenta en el intestino grueso.

Hay varios tipos de almidón resistente. Se clasifican por su estructura o fuente, e incluso puede haber más de un tipo de almidón resistente en un solo alimento.

RELACIONADO: Glúcidos – ¿Qué son?

¿Cómo funciona?

El almidón resistente funciona como una fibra soluble fermentable. Pasa por el estómago y el intestino delgado sin ser digerido.

A medida que las fibras fermentan, actúan como prebióticos y alimentan las bacterias buenas del intestino.

Las bacterias en su intestino superan 10 veces en número a las células de su cuerpo. Los científicos han descubierto que la cantidad y el tipo de bacterias pueden tener un impacto profundo en su salud. (3)

Cuando las bacterias buenas fermentan, aumenta la producción de ácidos grasos de cadena corta como el butirato. El butirato es el combustible preferido de las células que recubren su colon.

Esto no sólo podría tener beneficios para la salud del colon, sino también mejorar la salud del cerebro y sus defensas.

RELACIONADOS:

¿Para qué sirve el almidón resistente? – Beneficios

Muchos estudios muestran que el almidón resistente puede tener poderosos beneficios para la salud. (1,3,4,5)

El almidón resistente sirve para reducir los niveles de azúcar en sangre después de las comidas. Esto ayuda a mejorar la resistencia a la insulina.

Al mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir el azúcar en sangre, el almidón resistente puede ayudarlo a evitar enfermedades crónicas como la diabetes, obesidad y enfermedades cardíacas.

El almidón resistente reduce el nivel de pH, lo que tiene efectos positivos sobre la inflamación y conduce a cambios que pueden reducir su riesgo de cáncer de colón.

Además, el almidón resistente tiene un efecto sobre el apetito. Debido a que no se digiere pero llena mecánicamente el estómago, permite que una persona reduzca la ansiedad por comer. Esto puede ayudar a alcanzar un peso saludable.

En estudios con animales, también se ha demostrado que el almidón resistente aumenta la absorción de minerales. (5)

Aunque no existe una recomendación formal para la ingesta de almidón resistente, muchos de los estudios que han comprobado sus beneficios para la salud utilizan una cantidad de 15 a 30 gramos por día. (2,3)

Los beneficios del almidón resistente son:

  • Reducir los niveles de azúcar en sangre
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina
  • Puede ayudar a controlar el peso
  • Menor riesgo de cáncer de colon
  • Reducir la inflamación
  • Aumentar la absorción de minerales

RELACIONADOS:

¿Dónde se encuentra? – Alimentos con almidón resistente

Los alimentos que contienen almidón resistente son la mayoría de los cereales integrales, legumbres y los plátanos.

Curiosamente, la forma en que prepara los alimentos que contienen almidón resistente afecta su contenido. Ya la temperatura los destruye.

Sin embargo, puede “recuperar” el contenido de almidón resistente de algunos alimentos dejándolos enfriar después de cocinarlos.

Alimentos que contienen almidón resistente:

  • Plátanos macho y plátanos verdes (a medida que un plátano madura, el almidón resistente cambia a almidón normal)
  • Frijoles, guisantes y lentejas
  • Granos integrales – avena, cebada, espelta, trigo sarraceno
  • Arroz cocido y enfriado
  • Vegetales almidonados – boniato, yuca, papas

RESUMEN

El almidón resistente es un tipo de carbohidratos que pasa por el sistema digestivo y se digiere en el intestino grueso.

Este tipo de almidón funciona como fibra soluble y tiene poderosos beneficios para la salud. Aumenta la cantidad de microbios buenos en el cuerpo y debido a que no altera los niveles de azúcar en sangre es útil para diabéticos.

Los principales alimentos con almidón resistente son los plátanos verdes, los cereales integrales y legumbres.

REFERENCIAS

  1. Resistant starch: Importance, categories, food sources and physiological effects. Fuente
  2. Resistant Starch: Promise for Improving Human Health. Fuente
  3. Resistant starch as functional ingredient: A review. Fuente
  4. An introductory review of resistant starch type 2 from high-amylose cereal grains and its effect on glucose and insulin homeostasis. Fuente
  5. Health properties of resistant starch. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *