Categorías: Eliminar grasa corporal

Dieta para quemar grasa abdominal – una clara estrategia nutricional

Normalizar tu dieta es el primer paso en la lucha para quemar grasas en el abdomen. El ejercicio, aunque acelera el proceso de adelgazamiento, no es un factor imprescindible. En última instancia, puedes perder peso en casa, recostado en el sofá, pero controlando cuidadosamente lo que se come.

La grasa abdominal es un tipo de grasa particular que se forma fácilmente cuando hay un exceso de carbohidratos rápidos y grasas saturadas en la dieta. Es por eso que reducir estos alimentos es importante para quemar grasa abdominal.

Este artículo describe cómo debe ser una dieta para quemar grasa abdominal, una clara estrategia nutricional efectiva para lograr buenos resultados.

RELACIONADO: ¿Cómo eliminar la grasa de los lados?


Una dieta simple para quemar grasas

En la mayoría de los casos, para bajar de peso y quemar grasas, basta con limitar la ingesta diaria de calorías sin seguir ninguna dieta especial. Sin embargo, en el caso de la grasa abdominal y lateral problemática, esta estrategia no siempre funciona.

En particular, una dieta demasiado estricta y con reducción excesiva de calorías pueden incrementar el nivel de las hormonas del hambre grelina y leptina, provocando así el efecto rebote y el aumento de grasa en el vientre.

El papel también lo juega el hecho de que este método puede afectar negativamente el metabolismo. Con muy pocas calorías, se reduce la tasa metabólica basal y con las mismas calorías tu cuerpo aumenta de peso más rápido.

Por eso es que los nutricionistas recomiendan que una dieta para quemar grasa abdominal no sea demasiado “dura”: la pérdida de peso saludable siempre lleva tiempo. De lo contrario (especialmente cuando se combina con entrenamiento), los resultados rápido en quemar grasa se asociarán con problemas de salud en el futuro.

RELACIONADOS:

¿Cómo se quema la grasa?

El ciclo de quema de grasa consta de tres pasos independientes:

  1. Movilización de ácidos grasos libres (AGL) del tejido adiposo.
  2. Transporte de AGL en el torrente sanguíneo
  3. Quema de ácidos grasos libres en forma de oxidación para generar energía.

Estos procesos son llevados a cabo de varios órganos como los músculos , hígado o corazón.

Además, la movilización inicial de la grasa está determinada en gran medida por el nivel de hormonas en el cuerpo de una persona. Por ejemplo con un nivel promedio de insulina en la sangre, la liberación de AGL de las células grasas es limitada.

En otras palabras, quemar grasa es más fácil con niveles bajos de glucosa en sangre, lo que se logra evitando los alimentos con carbohidratos.

Estrategia nutricional para quemar grasa y bajar de peso

Una dieta para quemar grasas de forma saludable debe comenzar por limitar los carbohidratos refinados tanto como sea posible; esto es a los dulces, harinas refinadas, y refrescos azucarados. Además, es recomendable limitar el consumo de papas y arroz blanco.

La razón por lo que estos alimentos aumentan la grasa de tu cuerpo, es la capacidad para aumentar la producción de insulina de forma rápida. Esta hormona no sólo interfiere con la quema de grasa, sino que activa los mecanismos de almacenamiento de lípidos.

El segundo paso en una dieta para quemar grasas debe basarse en fuentes de fibra: cereales integrales y verduras con un índice glucémico medio, así como alimentos proteicos bajos en grasas y fuentes de grasas saludables.

¿Por qué esto? Comer más vegetales y alimentos ricos en proteínas pueden ayudarlo a reducir el apetito. La razón es que la fibra de los vegetales llena físicamente su estómago sin aportar calorías y las proteínas activan mecanismos metabólicos que promueven la pérdida de peso.

La dieta 16:8 es una buena idea para quemar grasa

La dieta 16/8 (o método de ayuno intermitente) es una dieta que consiste en evitar comer durante 16 horas. Los alimentos se consumen exclusivamente en el período de 8 horas, iniciando con un abundante almuerzo al mediodía hasta una cena temprana. Por lo general el desayuno se suprime y las calorías se dividen entre las comidas restantes.

El ayuno intermitente reduce la sensibilidad a los carbohidratos y permite al cuerpo a deshacerse de las reservas de grasa más rápidamente. Además, la producción de las hormonas grelina y leptina se normalizan gradualmente, lo que afecta la sensación de hambre y saciedad.

¿Por qué es difícil perder grasa en el abdomen?

En las áreas “problemáticas” (es decir, en la parte inferior del abdomen y en el área de grasa inferior de los muslos), el flujo sanguíneo suele ser peor que en la grasa que rodea los órganos internos.

Esto hace que sea más fácil para el cuerpo extraer ácidos grasos libres en el abdomen. Afortunadamente, el aumento de la frecuencia cardíaca logrado a través de ejercicios cardiovasculares (por ejemplo, caminar a paso ligero, andar en bicicleta, nadar) acelera el flujo sanguíneo en el cuerpo.

Es por eso que el ejercicio aeróbico ayuda mejorar el proceso de quema de grasas en el abdomen.

RESUMEN

La estrategia dietética para quemar la grasa del vientre es limitar los carbohidratos rápidos tanto como sea posible, así como complementar con ejercicio cardiovascular regular. Además, el ayuno intermitente y la dieta 16/8 se pueden utilizar para restaurar la producción de hormonas fundamentales en el metabolismo de las grasas: insulina, grelina y leptina.

Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*