Categorías: Diabetes

Nutrición saludable para la diabetes tipo 2: recomendaciones de la OMS

La diabetes mellitus es un grupo de enfermedades asociadas con la incapacidad del cuerpo para producir o asimilar adecuadamente la hormona insulina. La diabetes tipo 2 se caracteriza por niveles elevados de glucosa en sangre, lo que requiere el control sobre la ingesta de carbohidratos.

A continuación, encontrará extractos de las recomendaciónes de la Organización Mundial de la Salud ¹ sobre nutrición saludable para contrarrestar la diabetes, normalizar los niveles de azúcar en sangre y restaurar la sensibilidad a la insulina.

RELACIONADOS:


¿Cómo comer sano si tengo diabetes?

La esencia de una nutrición saludable para normalizar los niveles de glucosa en sangre se puede reducir a evitar el azúcar (incluido el azúcar agregado en los alimentos), comer cantidades moderadas de grasa (evitar especialmente grasas animales saturadas y grasas trans) y hacer hincapié en los alimentos vegetales libres de almidón.

Además, para los diabéticos es saludable incluir alimentos con índice glucémico bajo, estos van a sumar nutrientes sin provocar picos en los niveles de azúcar en sangre.

Además, la OMS evalúa como posible efectos beneficiosos de los alimentos con ácidos grasos omega-3. En cuanto a la suplementación con vitamina E, magnesio y cromo se considera que hay falta de evidencia para recomendarlos de forma generalizada. No se ha informado que otros nutrientes tengan un efecto considerable sobre la diabetes.

Pautas nutricionales principales para los diabéticos

Si bien las normas nutricionales de una persona en particular dependen de su sexo, edad, peso y nivel de actividad física diaria, es posible elaborar pautas generales con las que es posible crear ejemplos prácticos de comidas para diabéticos tipo 2. Las cifras a continuación se calculan para una persona de peso corporal normal y con el objetivo de mantener su peso:

Para una mujer con una ingesta calórica recomendada de 2000 kcal:

  • Hidratos de carbono (55%) – 275 g, de los cuales fibra – 18-20 g
  • Grasa (30%) – 65 g, de los cuales saturadas – 20 g
  • Proteínas (15%) – 75 g

Para un hombre con una ingesta calórica recomendada de 2500 kcal:

  • Hidratos de carbono (55%) – 340 g, de los cuales fibra – 20-25 g
  • Grasa (30%) – 80 g, de los cuales saturadas – 25 g
  • Proteínas (15%) – 95 g

Comentarios

En primer lugar, las cifras mencionadas anteriormente incluyen al menos 400 g de verduras por día (contienen 40-50 g de carbohidratos), esto es lo recomendado por la OMS. Comer vegetales sin almidón puede ayudarlo a satisfacer sus necesidades de fibra y minerales, y también a normalizar la respuesta de su cuerpo a la insulina.

En segundo lugar, los cereales integrales deben ser la principal fuente de carbohidratos, mientras que se recomienda limitar el pan y la bollería tanto como sea posible. Por separado, se menciona que las patatas y otras verduras con almidón también deben limitarse.

En tercer lugar, evitar las grasas saturadas implica minimizar la mantequilla y cambiar a aceites vegetales. Nutricion360 recomienda elegir aceites bajos en omega-6, como los aceites de oliva y de colza.

Por último, las personas con actividad física activa necesitan más proteínas para mantener y ganar masa muscular, esta cifra es de alrededor de 2 g por kg de peso corporal. Estas cifras (15% de la ingesta calórica) son relevantes para un estilo de vida sedentario.

Bebidas alcohólicas con diabetes

En cuanto a las bebidas alcohólicas, el manual de la OMS señala que existen fuertes razones para creer que el consumo moderado de alcohol (2-4 bebidas por semana) reduce el riesgo de desarrollar diabetes. La recomendación se da sobre la base de la observación de 20 mil hombres y 15 mil mujeres, en un intervalo de tiempo de aproximademente 12 años.

A pesar de los posibles beneficios para la salud de beber alcohol, también existen algunas precauciones. La mayor preocupación es la hipoglucemia. Cuando se combina el consumo de alcohol con medicamentos que se utilizan para tratar la diabetes, en particular la insulina y las sulfonilureas, se puede producir un nivel bajo de azúcar en sangre.

La razón de esto está cómo funciona tu hígado. Este órgano estabiliza los niveles de glucosa almacenando carbohidratos y liberándolos en el torrente sanguíneo entre comidas y durante la noche.

El problema es que el hígado no es bueno para realizar múltiples tareas. Su hígado optará por metabolizar el alcohol en lugar de mantener el nivel de azúcar en sangre, lo que puede provocar hipoglucemia. El alcohol no permite la producción de glucosa en el hígado. Esto se da aún más cuando bebe sin comer, así que si toma alcohol considere comer bocadillos mientras bebe.

En diabéticos tipo 2, el sobrepeso es frecuente y no deseable

Las pautas de la OMS enfatizan que mantener el peso en el rango más bajo de IMC y eliminar la grasa abdominal es clave para contrarrestar la diabetes. Estamos hablando de un índice de masa corporal del orden de 21-23 unidades.

Si tiene sobrepeso, un nutricionista puede recomendar reducir el contenido calórico de la dieta en un 15-20% de la norma, pero no más de 300 calorías por día. Por lo general, la reducción se logra reduciendo la ingesta de carbohidratos.

Si la diabetes está presente en el contexto del síndrome metabólico (el IMC es superior a 30, la circunferencia de la cintura en los hombres es más de 94 cm, en las mujeres más de 80 cm), la dieta requiere un enfoque especial.

La dieta baja en carbohidratos puede revertir la diabetes 2

Recordemos que varios estudios muestran que una dieta baja en carbohidratos es una forma fácil de controlar los niveles de glucosa en sangre que pueden revertir la diabetes tipo 2. (1,2)

Se ha observado que en un lapso de 6 meses de seguir una restricción de carbohidratos, más de la mitad de los participantes mejoraron significativamente sus parámetros.

Incluso, dichos estudios dejan en claro que la dieta baja en carbohidratos para diabéticos muestra mejores resultados que tomar medicamentos antihipoglucemiantes. Sin embargo, las recomendaciones de la OMS enfatizan que no existe una cifra única y universal (“tasa de carbohidratos”) para la diabetes. (3)

Para las personas sin diabetes, se recomienda limitar los carbohidratos al 55% de la ingesta diaria de calorías (aproximadamente 250-300 g), incluyendo al menos 18-25 g de fibra. Para las personas con diabetes dicha recomendación puede ser válida, pero, es necesario estudiar cada caso profesionalmente.

RESUMEN

Comer diabetes tipo 2 incluye evitar el azúcar (incluido el agregado a los alimentos), comer verduras sin almidón con un índice glucémico bajo, controlar la grasa total y limitar las grasas saturadas. Reducir los carbohidratos de la dieta puede ser útil para estabilizar los valores de azúcar en sangre.

REFERENCIAS

  1. Efficacy and safety of low and very low carbohydrate diets for type 2 diabetes remission: systematic review and meta-analysis of published and unpublished randomized trial data, source
  2. Hallberg SJ, McKenzie AL, Williams PT, et al. Effectiveness and safety of a novel care model for the management of type 2 diabetes at 1 year: an open-label, non-randomized, controlled study [published online February 7, 2018]. Diabetes Ther. doi: 10.1007%2Fs13300-018-0373-9.
  3. World Health Organization: Diet, nutrition and the prevention of type diabetes, pdf
  4. Declaración de la OMS sobre los vínculos entre la carne procesada y el cáncer colorrectal. Fuente
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*