Categorías: Diabetes

En un año, la dieta baja en carbohidratos puede revertir la diabetes tipo 2

Varios estudios de investigación han demostrado que la dieta baja en carbohidratos es un método particularmente eficaz para controlar la diabetes tipo 2 sin necesidad de medicación. (1,2,3)

Los resultados mostraron que las tasas de reversión de la diabetes tipo 2 en los grupos que siguieron una dieta baja en carbohidratos, fueron hasta un 32% más altas, comparados con los grupos que siguieron otros tipos de planes de alimentación.

Sigue leyendo para comprender cuáles son los efectos de la dieta baja en carbohidratos en los diabéticos tipo 2 con evidencia científica de respaldo.


Entendiendo la dieta baja en carbohidratos

De los tres macronutrientes que proporcionan energía de los alimentos, son los carbohidratos los que tienen el mayor impacto en la suba de los niveles de azúcar y de insulina en sangre.

Esto significa que, si puede reducir su ingesta de carbohidratos, y reemplazarlos por proteínas y grasas, debería comenzar a experimentar niveles más bajos de azúcar en sangre. Y exactamente de esto se trata la dieta baja en carbohidratos.

De hecho, la investigación ha identificado que las personas se adhieren a dietas muy altas en carbohidratos, en particular carbohidratos refinados, tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar resistencia a la insulina y diabetes tipo 2. (3)

Por el contrario, las personas con diabetes tipo 2, que se siguen una dieta baja en carbohidratos comienzan a experimentar una mejor sensibilidad a la insulina. Algunas personas pueden descubrir que su sensibilidad a la insulina ha mejorado lo suficiente como para no necesitar más medicamentos para la diabetes. (1,2)

Impacto de las dietas bajas en carbohidratos en los diabéticos

Para comprender mejor el impacto de una dieta baja en carbohidratos, un grupo de investigadores analizaron datos de 23 estudios clínicos basados en 1360 personas con diabetes tipo 2. (2)

Los participantes siguieron una dieta baja en carbohidratos durante al menos 12 semanas, donde el 26 por ciento de las calorías diarias provenían de los carbohidratos.

La salud y el bienestar de los participantes (niveles de azúcar en sangre, pérdida de peso, calidad de vida y efectos adversos para la salud) se evaluaron a los seis y 12 meses.

Los investigadores encontraron que las personas que siguieron una dieta baja en carbohidratos experimentaron mayores tasas de remisión de la diabetes a los seis meses en comparación los que no se adhirieron estrictamente a una dieta baja en carbohidratos.

Aquellos que siguieron una dieta baja en carbohidratos también experimentaron pérdida de peso, concentraciones de grasa corporal más saludables y menor uso de medicamentos.

Las personas con diabetes tipo 2 que toman medicamentos no deben comenzar una dieta low carb sin la supervisión adecuada

Revertir la diabetes con una dieta low carb es bastante simple en teoría, pero muy complejo en la práctica. Una dieta reducida en hidratos de carbono provoca mejoras rápidas en la glucosa en sangre y la presión arterial; pero también genera cambios en la forma en que el cuerpo procesa los electrolitos y minerales de manera importante.

Para evitar problemas en su salud, estos cambios requieren un seguimiento médico de la respuesta de su cuerpo a la restricción de carbohidratos. Así como es necesario asegurar una correcta modificación en los medicamentos para la diabetes y la hipertensión.

Muchas veces la medicación combinada a una dieta baja en carbohidratos puede dar lugar a un baja de azúcar en sangre excesiva. Además, ciertas afecciones, pueden hacer que la cetosis o la hipoglucemia sea peligrosa. Por ejemplo enfermedades relacionada con el agotamiento del magnesio que solo se pueden diagnosticar en un centro de asistencia médica.

RESUMEN

Nuevas investigaciones sugieren que una dieta baja en carbohidratos a corto plazo puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, los resultados muestran que podría lograr la remisión en el período de un año.

Reducir la ingesta de carbohidratos también puede conducir a una mayor pérdida de peso, concentraciones de grasa corporal más saludables y un menor uso de medicamentos.

Si bien los hallazgos destacan los importantes beneficios de seguir una dieta baja en carbohidratos a corto plazo, se necesita más investigación para comprender mejor los efectos a largo plazo sobre la pérdida de peso, los niveles de azúcar en sangre y la calidad de vida de los diabéticos tipo 2.

REFERENCIAS

  1. After a Year, Low-Carb Diet Helps Many Patients Reverse Type 2 Diabetes, Lose Weight, and Stop Insulin. Fuente
  2. Efficacy and safety of low and very low carbohydrate diets for type 2 diabetes remission: systematic review and meta-analysis of published and unpublished randomized trial data. Fuente
  3. Increased consumption of refined carbohydrates and the epidemic of type 2 diabetes in the United States: an ecologic assessment1-3. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*