Hígado graso

¿Grasa en el hígado es grave?

Si alguien sufre de la enfermedad del hígado graso, lo que significa que demasiada grasa se ha acumulado dentro de las células del hígado, puede causar inflamación del hígado.

Si bien en las primeras etapas el hígado graso no es considerada una afección grave, es necesario hacer ajustes en el estilo de vida como por ejemplo controlar su peso y regular su dieta, para que la inflamación y el daño prolongado evolucionen a condiciones graves para el estado de salud de su cuerpo.

La principal complicación grave de la enfermedad del hígado graso es la progresión a cirrosis. Cirrosis significa cicatrización permanente de los tejidos hepáticos y endurecimiento del hígado. Tener altos niveles de grasa en el hígado también se asocia con un mayor riesgo de problemas de salud graves, como diabetes, presión arterial alta y enfermedades en los riñones.

Sigue leyendo para entender cuáles son los peligros del hígado graso, ¿es una dolencia grave?

RELACIONADOS:

  • Dieta para hígado graso menú semanal
  • ¿Qué tomar para el hígado graso?
  • Grasa abdominal superior: ¿A qué se debe y cómo deshacerse de ella?

Las causas de grasa en el hígado

La grasa es una fuente natural de energía para nuestro cuerpo. Cada vez que nos quedamos sin comer durante un período de tiempo, nuestro cuerpo utilizará nuestras reservas de grasa como fuente de energía. Nuestros cuerpos almacenan grasa en dos lugares principales: un lugar es el área del abdomen o estómago, y la otra fuente más grande está dentro del hígado. Por ello, se podría decir que el mayor intercambio de fuente de energía en forma de grasa de nuestro cuerpo se encuentra en el interior del hígado.

Cuando acumulamos demasiada grasa en el hígado, puede conducir a la enfermedad del hígado graso, una condición que posteriormente tiene el potencial de causar muchos otros problemas de salud, incluso graves en todo el cuerpo.

Las principales causas de la enfermedad del hígado graso se pueden clasificar en dos grupos principales:

  • Causas atribuidas al consumo de alcohol: la gravedad de tales causas se puede evaluar observando el historial de consumo de alcohol del paciente en términos de cantidad consumida y duración del consumo.
  • Causas no atribuidas al consumo de alcohol: Se ha comprobado que este grupo tiende a desarrollar la enfermedad del hígado graso como consecuencia de la resistencia del organismo a la insulina, lo que provoca una acumulación de grasa en el hígado. Estas causas están relacionadas con el alto consumo de carbohidratos refinados.
  • La obesidad, la diabetes, la presión arterial alta, los niveles altos de triglicéridos en la sangre y la hepatitis C también se asocian con la enfermedad del hígado graso.

¿Qué tan grave es la enfermedad del hígado graso?

En la mayor parte de los casos, la enfermedad del hígado graso no causa ningún problema grave ni impide que el hígado funcione normalmente. Pero para el 7% al 30% de las personas con esta afección, la enfermedad del hígado graso empeora con el tiempo. Por lo general progresa a través de tres etapas:

  • Su hígado se inflama lo que daña su tejido. Esta etapa se llama esteatohepatitis.
  • Se forma tejido cicatricial donde su hígado está dañado. Este proceso se llama fibrosis.
  • El tejido cicatricial extenso reemplaza el tejido sano. En este punto, usted tiene cirrosis del hígado.

Esto significa que tener hígado graso es grave si alguien sufre de la enfermedad durante un período prolongado de tiempo. Esto, puede conducir a muchas otras complicaciones de salud que afectan otras funciones corporales, particularmente potenciar con otra condición de salud crónica que ya pueda estar presente, como diabetes, obesidad, presión arterial alta y enfermedad de las arterias coronarias.

Durante un largo período de tiempo, la inflamación del hígado conducirá a la destrucción de las células hepáticas y a la formación de una membrana en su lugar, lo que eventualmente resultará en cirrosis hepática y un riesgo severamente mayor de desarrollar cáncer de hígado.

Leer más: ¿El huevo es malo para el hígado graso?

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad del hígado graso?

Los síntomas de la enfermedad del hígado graso son los que la convierten en una condición silenciosa, ya que durante sus primeras etapas a menudo no hay ningún sítnoma. Los síntomas de la enfermedad suelen ser bastante difíciles de detectar, por ejemplo, fatiga, náuseas leves y opresión en el área inferior derecho abdominal donde se encuentra el hígado.

El hígado graso es una enfermedad que tarda en desarrollarse, por lo general se acumula durante más de uno o dos años antes de alcanzar un nivel peligroso. Por lo general, la afección no es grave y solo se descubre durante un análisis de sangre anual de rutina o cuando asiste a una cita con el médico para tratar una afección diferente. En algunos casos, cuando comienza la identificación de la afección, la cirrosis hepática ya se ha afianzado.

Leer más: Síntomas de hígado graso

¿Cómo podemos reducir nuestras posibilidades de desarrollar grasa en el hígado?

Lo más fácil para combatir la grasa del hígado es hacer ajustes en el estilo de vida para controlar su peso, por ejemplo, haciendo ejercicio regularmente y regulando su dieta. En este sentido, debes asegurarte de consumir alimentos que sean buenos para tu salud, prestando especial atención a reducir el consumo de grasas saturadas y trans, así como reducir el consumo de carbohidratos refinados y aumentar el consumo de fibra. Además, reduzca o abandone el alcohol por completo, ya que este es un factor importante detrás del aumento de la carga de trabajo del hígado. También evite tomar medicamentos o suplementos dietéticos innecesarios.

Aunque la enfermedad del hígado graso no es una enfermedad tan temible como el cáncer, el hígado es un órgano vital para nuestro cuerpo, ya que ayuda a filtrar sustancias tóxicas y lleva a cabo muchas otras funciones corporales clave. Si descuidamos el cuidado de nuestro hígado, puede resultar rápidamente en muchos otros trastornos de salud graves que llaman a nuestra puerta.

¿Cómo puedo identificar las señales de una condición de grasa en el hígado?

Es probable que un paciente afectado por un exceso de grasa en el hígado no presente señales iniciales. Sin embargo, los casos en los que se han desarrollado signos y síntomas podrían indicar que se ha producido una lesión hepática importante. Estos signos y síntomas son:

  • Tobillos hinchados e hinchazón abdominal
  • Un cambio en los hábitos intestinales.
  • Orina oscura
  • Coloración amarillenta de los ojos o la piel.
  • Dolor de barriga
  • Fatiga

En caso de que usted o un miembro de su familia desarrolle estos problemas de salud, comuníquese con su proveedor de salud para que un gastroenterólogo pueda identificar la afección. Sin la atención adecuada, la enfermedad del hígado graso podría convertirse en cirrosis, que puede manifestarse con otros problemas de salud graves, como ascitis (acumulación de líquido en el abdomen), inflamación de las venas en el esófago, disminución de la función cerebral debido a una enfermedad hepática (encefalopatía hepática), cáncer de hígado e insuficiencia hepática.

REFERENCIAS

  1. Fatty liver. Fuente
  2. The Danger of Fatty Liver Disease. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*