Categorías: Diabetes

Café en la diabetes – ¿Cómo afecta la cafeína al azúcar en sangre?

Un grupo de científicos ha identificado un vínculo entre el consumo de café y los niveles de azúcar sangre en diabéticos tipo 2. (1) Según el estudio, las personas con diabetes tipo 2 que tomaron 375 mg de cafeína al día (equivalentes a dos tasas de café fuerte) tenían niveles de azúcar en sangre más altos luego de consumir carbohidratos que los del grupo control.

Estos hallazgos contradicen la opinión generalizada de que el consumo de café está asociado a un menor riesgo de diabetes. La disyuntiva probablemente se deba al hecho de que exista un balance entre el efecto indirecto del café en el azúcar en sangre por un aumento de la actividad física, y el efecto directo de la cafeína en el metabolismo de la insulina y azúcar en sangre en el cuerpo.

¿Puedo tomar café si tengo diabetes?

Si tienes diabetes probablemente habrás escuchado que tomar café hace bien. Esto tradicionalmente ha sido apoyado por investigaciones observacionales que afirmaron que las personas que consumían café tenían menos riesgo de desarrollar diabetes mellitus, simplemente por asociación de análisis estadísticos. (2)

Sin embargo, estudios más recientes diseñados para estudiar el efecto directo de la cafeína en nuestro cuerpo, revelaron que la cafeína puede no ser tan positiva en los diabéticos. Particularmente, se ha visto que el café produce una respuesta exagerada de los niveles de azúcar e insulina en sangre tras el consumo de carbohidratos. En última instancia esto podría reducir la sensibilidad a la insulina y empeorar la capacidad del cuerpo para deshacerse de la glucosa en el torrente sanguíneo a largo plazo.

En la nota explicativa, los científicos plantean la hipótesis de que las personas con diabetes o prediabetes deben tener mucho cuidado con el uso de cafeína tanto en el té como en el café. Y el efecto se podría ver potenciado a peor calidad de los carbohidratos que se consumen. También agregan que los resultados de los estudios se ven limitados por la cantidad de participantes en las que se llevo a cabo.

Acción de la cafeína en la insulina y azúcar en sangre

Los científicos todavía están aprendiendo cómo la cafeína afecta la insulina y los niveles de azúcar en la sangre. Pero creen que puede funcionar de esta manera:

El mecanismo de acción de la cafeína se basa en el bloqueo de la hormona adenosina y la enzima fosfodiesterasa. La adenosina tiene receptores en todo el cerebro y su activación tiene efectos sedantes e inhibitorios en las neuronas. La cafeína actúa como antagonista, es decir “bloquea” estos receptores, lo que está de acuerdo con los efectos activadores de la cafeína sobre las funciones cerebrales.

La cafeína eleva los niveles de ciertas hormonas del estrés, como la epinefrina (también llamada adrenalina). La epinefrina puede evitar que sus células procesen tanta azúcar. Este bloqueo también puede evitar que su cuerpo produzca cierta cantidad de insulina.

A su vez demasiada cafeína puede reducir sus horas sueño. La falta de sueño también puede disminuir su sensibilidad a la insulina.Además la cafeína aumenta los niveles de adrenalina: esta hormona es capaz de reducir la capacidad de las células del cuerpo para usar glucosa y también puede tener un efecto de reducción en la insulina. Sin embargo, este efecto es variable y depende de la dosis y el nivel de tolerancia del cuerpo.

RELACIONADOS:

RESUMEN

Los estudios epidemiológicos indican una asociación inversa del consumo de café con el riesgo de diabetes mellitus tipo 2. Sin embargo, los estudios de efectos clínicos del consumo de café sobre los biomarcadores del metabolismo de la glucosa no. Los hallazgos sugieren que el consumo de café con cafeína en dosis altas puede provocar efectos agudos desfavorables. Si tiene diabetes o tiene dificultades para controlar sus niveles de azúcar en la sangre, consumir una cantidad de cafeína moderada en su dieta (no más de 200 mg por día) puede brindarle un beneficio.

REFERENCIAS

  1. Caffeine Impairs Glucose Metabolism in Type 2 Diabetes, source
  2. Coffee, Caffeine, and Risk of Type 2 Diabetes, source
  3. Postprandial glycaemic and lipaemic responses to chronic coffee consumption may be modulated by CYP1A2 polymorphisms, source
  4. Caffeine tempers taste, triggering temptation for sweets, source
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*