Categorías: Diabetes

Mariscos para la diabetes: ¿Son buenos o hacen mal?

Las investigaciones¹ muestran que comer mariscos y pescados grasos con omega-3 cuando se tiene diabetes aumenta los niveles circulantes de adiponectina, una hormona que el cuerpo necesita para producir insulina.

Sin embargo, algunos tipos de camarones y cangrejos de río pueden contener carbohidratos, sin mencionar que todos los productos de origen animal contienen colesterol, cuyo consumo puede ser necesario controlar en ls diabéticos. En el material a continuación, entendemos si está permitido comer camarones con diabetes, así como si son permitidos al seguir una dieta cetogénica.

¿Cuántos carbohidratos hay en los camarones?

Aunque algunos tipos de camarones pueden contener carbohidratos, estamos hablando de cantidades extremadamente pequeñas: alrededor de ² 0,2 g por 100 g (luego de cocidos). Dicho alimento es bajo en carbohidratos y su índice glucémico es inferior a 50 unidades.

Una proporción significativa del peso seco de los camarones son proteínas con un alto porcentaje de digestión: 100 g de camarones cocidos contienen hasta 24 g de proteínas y alrededor de 1 g de grasa. Además, un tercio de estas grasas son ácidos grasos omega-3.

En términos de contenido de minerales, en comparación con la carne de res, los camarones pueden contener hasta 4 veces más zinc y 5 veces más hierro. Y, lo que es más importante, están en la lista de alimentos que contienen yodo de forma natural, porque lo reciben directamente durante el crecimiento.

Contenido de colesterol

Aunque los camarones, como muchos otros alimentos de origen animal, contienen una cantidad bastante alta de colesterol, es comparable al contenido de colesterol en los huevos de gallina: 100 g de camarones, como 1 huevo, contienen alrededor de 180-200 mg de esta sustancia.

Es decir, comer una pequeña porción de camarones 1 o 2 veces por semana generalmente se considera aceptable incluso para las personas que controlan de cerca los parámetros de lípidos en la sangre, a menos que el médico tratante recomiende lo contrario.

RELACIONADOS:

Mariscos para la diabetes – ¿Son buenos?

Las recomendaciones nutricionales típicas para personas con diabetes enfatizan la necesidad de comer pescado y mariscos al menos 2 veces por semana. ³

Esto es importante debido a la presencia de ácidos grasos omega-3 en los mariscos, que rara vez se encuentran en los alimentos comunes (y prácticamente no existen en la carne).

A su vez, la evidencia científica demuestra que el consumo regular de pescados y mariscos azules aumenta los niveles de adiponectina, una hormona que el cuerpo necesita para sintetizar insulina. ¹

La astaxantina es un pigmento rojo bueno para los diabéticos

El camarón contiene astaxantina, un pigmento natural que le da al cuerpo su color rojo. Fue aislado por primera vez en 1938 de langostas; también se encuentra en el salmón, el salmón y la trucha.

Estructuralmente, la astaxantina está cerca del betacaroteno (que se convierte en vitamina A durante la digestión), es decir, es un carotenoide y un antioxidante.

Los estudios sobre los efectos en la salud de la astaxantina 4 muestran potencial para combatir los radicales libres y mejorar la función cardiovascular (incluyendo el cerebro). Esto podría asociarse a beneficios en la salud de los diabéticos.

Camarones para la diabetes – ¿Hacen mal?

En primer lugar, recordamos que en general los camarones no hacen mal para la mayoría de las personas. Sin embargo, el camarón es uno de los alérgenos alimentarios más comunes que provocan una respuesta inadecuada del sistema inmunitario humano.

Si no está seguro de si es alérgico a los mariscos, la primera vez que coma, consuma una cantidad mínima de camarones, observando cuidadosamente la reacción del cuerpo.

Contaminación por microplásticos

Un estudio publicado en 2021,encontró que todas las muestras de camarones analizadas por científicos contenían partículas microplásticas, atrapadas en ellas al comer alimentos contaminados con desechos marinos. 5 

El tamaño de partícula de los microplásticos detectados fue de 100 a 250 nanómetros, que es 100 veces más pequeño que el grosor de un cabello humano.

Aunque la cantidad de información disponible no permite recomendaciones específicas, probablemente no sea una buena idea abusar de los mariscos, tenga diabetes o no.

RESUMEN

Los camarones y otros mariscos son una fuente importante de grasas omega-3 un nutriente bueno para aquellas personas que son diabéticas como las que no. Las pautas dietéticas para la diabetes enfatizan la importancia de comer este tipo de alimentos al menos dos veces por semana, pero tampoco se deje llevar, ya que los camarones pueden contener microplásticos que podrían ser perjudiciales para su cuerpo.

REFERENCIAS

  1. Ingesta de mariscos y desarrollo de obesidad, resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, fuente
  2. Nutrición de camarones, índice glucémico, calorías, carbohidratos netos y más, fuente
  3. Pescado y ácidos grasos omega-3, fuente
  4. 7 beneficios potenciales de la astaxantina, fuente
  5. Microplásticos en camarones: un estudio de los caladeros de arrastre de la parte nororiental del Mar Arábigo
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*