La vigorexia o distrofia muscular es una enfermedad cada vez más frecuente en los últimos años. En particular en deportistas hombres jóvenes y apasionados por el bodybuilding.

Una de sus principales causas es la autoestima baja, y la necesidad de alcanzar los estándares estéticos de una sociedad de culto al físico. Aunque no son los únicos factores involucrados.

Este artículo analiza las causas, consecuencias, características y síntomas de vigorexia.

¿Qué es la vigorexia?

La vigorexia nerviosa o dismorfia muscular es un trastorno psicológico asociado con la necesidad constante de aumentar masa muscular. Una persona con vigorexia se considera excesivamente delgada y siente una necesidad constante de aumentar el tamaño de sus músculos.

A la vigorexia se le suele llamar complejo de Adonis. Este término hace referencia al dios griego conocido por su cuerpo escultural.

La vigorexia es una enfermedad opuesta a la anorexia: el trastorno alimenticio que lleva a una persona a adelgazar. En ambos casos las causas son similares y uno de los síntomas es llevar el peso corporal hasta límites no seguros para la salud.

Causas y síntomas de vigorexia

dismorfia muscular vigorexia causas tratamiento sintomas

Cada año aumenta la cantidad de personas que se sienten insatisfechas con su cuerpo. En 1972, 15% de los norteamericanos se sentían insatisfechos con su apariencia, mientras que en 2010 este porcentaje llegó al 43%.

En adolescentes las cifras son aún mayores, hasta un 80% confirmó que desea cambiar alguna característica de su cuerpo.(2) Es la falta de aceptación la principal causa que motiva a las personas al intento de alcanzar la hipertrofia muscular de forma excesiva.

Las principales causas de vigorexia son:

  • Predisposición genética a sufrir fobias
  • Malas experiencias en la adolescencia
  • Vivir en una sociedad de culto al físico
  • Hipomanía
  • Tendencia a la compulsividad
  • Autoestima baja

Para personas con dismorfia musuclar, lograr una complexión física saludable no es suficiente. Por lo que continúan entrenando más y más.

Los síntomas de vigorexia son:

  • Tendencia a la automedicación
  • Seguir dietas estrictas
  • Mirarse continuamente al espejo
  • Pesarse todos los días
  • Dedicar el tiempo libre al entrenamiento
  • Aislarse socialmente
  • Cuerpo desproporcionado.

Cifras de dismorfia muscular – ¿Cuántas personas tienen vigorexia?

No hay datos homogéneos ni estudios que demuestren cuántas personas con vigorexia hay en España. La cifra estimada es de 10.500 como mínimo y 700.000 como máximo. Se estima que el 6% de los usuarios de gimnasio sufren de este trastorno. (1)

En Estados Unidos las cifras son aún mayores. El uso de esteroides anabólicos es más frecuente en este país.

La mayoría de los norteamericanos están descontentos con su cuerpo y esto genera riesgo de baja autoestima, de consumo de sustancias peligrosas, de alteraciones de la alimentación y de depresión. La necesidad de un cuerpo o una imagen perfecto es una de las principales causas de vigorexia. (2)

Características de personas con dismorfia muscular

Las personas con vigorexia hacen mucho ejercicio físico, con el objetivo declarado de alcanzar una determinada masa muscular mayor que la que poseen. La cantidad de tiempo que dedican al hacer ejercicio dificulta la adaptación social, de pareja y

Los afectados presentan una alteración de la imagen corporal, por lo que se creen más débiles y delgados de lo que son. Las caraterísticas más frecuentes en vigorexia son(1)(2):

  • Hombres de edades entre los 18 y los 25 años.
  • Conductas desadaptativas
  • Alimentación inadecuada
  • Consumo de fármacos o drogas peligrosos para la salud.
  • No acumulan objetos ni dinero
  • Todos los pensamientos se centran en el aspecto físico

Tratamiento de dismorfia muscular

El primer paso para liberarse de este trastorno psicológicos es eliminar el consumo de esteroides anabólicos y otras drogas capaces de aumentar la testosterona y hormona de crecimiento. A las personas con vigorexia se les recomienda hacer un tratamiento terapéutico psicológico para determinar cuáles son las causas personales.

Los estudios sugieren que el mejor tratamiento para la vigorexia es la terapia conductual centrada en la imagen corporal, ansiedad, rituales, estados de ánimos y autoestima. En algunos casos puede ser complementada con terapia farmacológica (antidepresiva y ansiolítica). (2)

Testimonios de vigorexia

Los autores de The Adonis Complex entrevistaron a Scott(3) un hombre de 25 años. Scott mide 178 cm, pesa 83 kg y su nivel de grasa subcutánea es 7% (sólo el 2% de los hombres tiene un nivel tan bajo). Su perímetro toráxico es de 120 cm y su cintura mide 80 cm, su abdomen es marcado y los hombros son anchos.

Comencé a hacer bodybuilding cuando estaba en el bachillerato. Recuerdo que cuando me miraba en un espejo no podía evitar odiar mi débil y delgado cuerpo. Empecé a ir al gimnasio todos los días, era muy estricto con mi dieta pues tenía miedo de volver a adelgazar.


Testimonio de vigorexia – Scott 25 años

Las personas con vigorexia no pueden saltearse un día de gimnasio, de lo contrario tienen tendencia a deprimirse y sentir ansiedad.

Los días que no puedo ir al gimnasio me siento mal. A veces me parece que puedo ver cómo voy perdiendo peso si no voy. Una vez fui con mi novia de vacaciones y en el hotel no había gimnasio, comencé a entrenar en la habitación, corrí con suerte y conseguí comprar un par de mancuernas. Mi novia me decía que mi comportamiento era anormal y que tenía una obsesión con el gimnasio, los entrenamientos y las dietas. Ella me dejó a pesar de que yo la amaba. Para ser sincero, creo que me dejó por otro hombre, uno más musculoso”.

Testimonio de vigorexia – Scott 25 años

La vigorexia o dismorfia muscular es un trastorno psicológico asociado con la necesidad compulsiva de aumentar masa muscular. La vigorexia es más frecuente en hombres jóvenes con experiencias negativas en la adolescencia. Las principales causas son la presión de la sociedad hacia el culto del deporte y tendencias genéticas a la obsesión.

REFERENCIAS

  1. Vigorexia, adicción o dismorfia. Fuente
  2. DISMORFIA MUSCULAR O VIGOREXIA: UN NUEVO PROBLEMA RELACIONADO CON EL EJERCICIO. Fuente
  3. The Adonis complex: the secret crisis of male body obsession

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *