Cuando se trata de tratamientos contra infecciones por virus, los primeros en ser utilizados por los médicos son los fármacos. Sin embargo, es sabido que este tipo de medicamentos presentan altos perfiles de efectos secundarios y pueden causar resistencia rápida entre cepas virales.

Las plantas y hierbas se han utilizado desde la antigüedad para el cuidado de la salud humana en forma de medicinas tradicionales, extractos, especias y otros componentes alimenticios.

Recientemente, la ciencia ha confirmado propiedades antivirales de ciertas plantas, lo que ha generado un especial interés por su uso en la medicina occidental. En particular, el posible uso de sus extractos como una alternativa o complemento a los tratamientos con fármacos.

Este artículo detalla ejemplos de plantas con efectos antivirales con evidencia de confianza de respaldo.

Plantas antivirales – Ejemplos

A continuación se detallan ejemplos de plantas antivirales y sus efectos en la salud:

1. Equinácea

plantas anivirales

La equinácea una planta originaria de región central de los Estados Unidos. Existen varias especies y variedades de equinácea, pero solamente tres de ellas son utilizadas con fines medicinales: E. angustifolia, E. Pallida y E. purpurea.

Esta planta es conocida por sus efectos inmunoestimulantes, es decir muchos de sus compuestos activos son potentes estimuladores del sistema inmune.

Se ha demostrado que algunos de sus compuestos son estimulantes de las células natural killer (NK), las cuales son la primera línea de defensa de nuestro sistema inmune. (2)

En diferentes ensayos clínicos, se concluyó que ciertos fitoquímicos derivados de la equinácea actúan como estimulantes de las células responsables de la inmunidad inespecífica (3)

La equinácea es una de las plantas antivirales más potentes contra ciertos virus humanos.  Se destaca la capacidad de disminuir la duración y gravedad de los síntomas del resfriado común. (2)

Asimismo, la equinácea favorece la formación del tejido de granulación, es decir presenta una actividad cicatrizante. 

Por otra parte, es necesario aclarar que la medicina necesita de más investigaciones para confirmar estas propiedades antivirales de forma generalizada. En algunos estudios, la equinácea no muestra beneficios significativos. (4)  Es posible que el usar distintos tipos de equinácea haya contribuido a llegar a resultados diferentes.

Importante: La equinácea puede tener efectos secundarios y/o interactuar con medicamentos antivirales que tal vez estés tomando, por lo que es necesario consultar a tu médico antes de tomar equinácea o cualquier otro suplemento a base de plantas.

2. Saúco

plantas antivirales ejemplos

El saúco, es un género de plantas pertenece a familia de las Adoxáceas, con una larga historia de uso medicinal. Es originaria de las regiones templadas y subtropicales de ambos hemisferios.

La especie más conocida es la Sambucus nigra o saúco negro y también es la que más se ha investigado.

Las propiedades medicinales de las planta de saúco son múltiples: antiinflamatorias, antivirales, inmunoestimulantes, antioxidantes, entre otros.

Las propiedades antivirales del saúco se deben a su contenido en polisacáridos y ácidos de polifenoles (antocianinas) (13).

Una de las propiedades más estudiadas es la inmunoestimulante usada para disminuir los síntomas del resfriado común. En la actualidad, el producto más común a base de la planta del saúco son los jarabes para el resfrío a base de bayas frescas o secas.

 Además, el saúco tiene propiedades antioxidantes por lo que también se está utilizando para la cosmética natural. (14)

Es importante mencionar que las flores y los frutos maduros son las únicas partes aptas para su uso medicinal, mientras que el resto sus componentes como el tallo, hojas, la corteza y los frutos inmaduros pueden ser tóxicos.

3. Ajo

plantas con propiedades antivirales

El ajo, (Allium sativum) es una especie de la familia de las amarilidáceas. Su principal componente activo es la alicina, un compuesto organosulfurado que le da el característico sabor y olor.

Los extractos y compuestos aislados del ajo tienen actividades antivirales, antibacterianas, antifúngicas, antiprotozoarias, antioxidantes, antiinflamatorias, anticancerígenas, hipoglicemiantes , entre otras. (5,6)

Asimismo, diversos estudios han demostrado que la actividad antioxidante, antibacteriana y protectora vascular de la planta del ajo se reduce al calentarlo. Esto es debido a que la alicina, su principal fitoquímico se degrada con el calor.

Para potenciar las propiedades antivirales del ajo, la mejor manera es comer ajo fresco. Sin que haya sido triturado,  rebanado o calentado.

La mayoría de los efectos secundarios posibles del ajo no son específicos. Las náuseas y molestias gastrointestinales son los efectos secundarios más frecuentes. (5)

Es necesario remarcar que se debe profundizar estudios acerca de dosis requerida, duración e interacción farmacológica del ajo con otras plantas y medicamentos.

También se deben realizar más investigaciones para identificar compuestos específicos de ajo o productos de ajo que son responsables de la mayoría de sus efectos biológicos.   Los efectos parecen depender en gran medida de la calidad de la planta. (6)

4. Uña de gato

plantas antivirales ejemplos

La uña de gato (Uncaria tomentosa) es una planta medicinal, que crece en la región del Amazonas del Perú y países vecinos.

Esta planta presenta un amplio potencial terapéutico como antiviral, antioxidante, antiinflamatorio, antimutagénico, entre otros.

Estudios in vitro han demostrado la capacidad de la uña de gato para tratar enfermedades virales como el herpes. En particular, los extractos de la corteza son capaces de inhibir la unión viral con en las células huésped. 

Las propiedades inmunomodularas de la uña de gato, parece estar relacionado con la estimulación de linfocitos B y T, producción de interleuquinas por parte de los macrófagos, entre otros.

A su vez, la uña de gato es una planta que presenta propiedades antioxidantes, y reduce la producción de radicales libres. (8)

De todas maneras, se deben realizar más estudios in vivo para confirmar los resultados y esta planta pueda ser utiliza como tratamiento clínico para infecciones virales. (7)

5. Orégano

hierbas antivirales

El orégano (Oreganum vulgare) es un género que comprende varias especies de plantas, siendo la más común el Origanum vulgare (nativo de Europa) y Lippia graveolens (originario de México).

El órgeno presenta propiedades medicinales, culinarias y cosméticas.

Es el carvacrol, el componente activo primario del aceite de orégano, ha demostrado gran eficacia antiviral. (1)

Asimismo, los extractos alcohólicos de orégano presentan actividades antibacteriana, antifúngica e insecticida.

El orégano también tiene una buena capacidad antioxidante. Los compuestos antioxidantes son importantes porque poseen la capacidad de proteger a las células contra el daño oxidativo, el cual provoca envejecimiento y enfermedades crónico-degenerativas, como el cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes.

Hoy día, se continúa profundizando el estudio de las propiedades del orégano tanto antivirales como antimutagénicas. (1)

Si bien no hay evidencia suficiente para utilizar el ajo como tratamiento clínico para infecciones por virus y bacterias. Algunos estudios avalan el uso del ajo para aliviar la duración de los síntomas del resfriado común. (6)

Además de sus propiedades antivirales, el ajo se destaca por su efecto cardioprotector. Un estudio ha confirmado una relación inversa entre el consumo de ajo y el riesgo de progresión de enfermedades cardiovasculares. (5)

6. Cúrcuma

ejemplos de plantas antivirales

La cúrcuma una planta herbácea, miembro de la familia del jengibre. La cúrcuma es nativa del suroeste de la India, y es la especia principal del curry.

El principal principio activo de la cúrcuma, es la curcumina. Un compuesto con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antivirales, anticancerígenas, antidepresivas, entre otras.

Los datos actuales sugieren que una de las propiedades de la curcumina es la inhibición de la integrasa del VIH-1 por lo que podría tener propiedades antivirales. (11) La integrasa es una proteína intracelular que utiliza el VIH para insertar su ADN vírico en el ADN del linfocito CD4 del huésped.

Además, la cúrcuma tiene potenciales propiedades en la inmunoterapia del cáncer. Los compontentes de cúrcuma podrían tener capacidad de modular la respuesta inmune al tumor, ejerciendo diversos efectos sobre las actividades malignas de las células tumorales. (9)

En relación a sus efectos terapéuticos antidepresivos, un ensayo clínico realizado con pacientes con trastorno depresivo mayor, evidenció mejorar los síntomas a las 4 a 8 semanas después del tratamiento con curcumina. Si bien, el número de la muestra del estudio fue pequeño, por lo que se debería continuar investigaciones con pruebas de mayor tamaño. (11)

Es necesario aclarar que en la práctica clínica, la curcumina presenta varias limitaciones como lo es: desproporción efecto dosis del fármaco, baja biodisponibildad y  escasa solubilidad en agua (10) . Por lo que es necesario seguir investigando para mejorar la biodesponibilidad y tener mejores efectos terapéuticos en su uso como planta antiviral.

7. Hinojo

plantas contra virus

El hinojo (Foeniculum vulgare) es una planta que puede combatir ciertos virus. Un studio de probeta mostró que el extracto de hinojo tiene efectos antivirales contra el virus del herpes y la parainfluenza tipo 3, que causa infecciones respiratorias en animales de pastoreo. (15)

Además, un estudio ha demostrado que el trans-anetol, el componente principal del aceite esencial de hinojo, tiene efectos antivirales contra el virus del herpes. (16)

Según la investigación en animales, el hinojo también podría fortalecer el sistema inmune y reducir la inflamación. Lo que también puede ayudar a combatir las infecciones virales. (17)

Al igual que con otras plantas, el hinojo no debe ser utilizado como un sustituto a los tratamientos antivirales indicados por su médico.

8. Jengibre

plantas con propiedades antivirales ejemplos

El jengibre (Zingiber officinale) es una planta de la familia de las zingiberáceas. El jengibre es pariente del galangal, el cardamomo y la cúrcuma.

Las propiedades antivirales del jengibre principalmente se atribuyen a componente bioactivo el gingerol.

Un estudio a comprobado que el gingerol y otros componentes del jengibre son capaces de aislar y prevenir la propagación de ciertos tipos de virus en el tracto respiratorio. (18)

Además de actuar como antiviral otras propiedades del gingerol son reducir las naúseas, puede reducir la inflamación en el cuerpo, reducir el dolor menstrual y el dolor muscular.

El jengibre fresco inhibe la unión de los virus y las célular, podría estimular a las células de la mucosa a secretar interferón-β que posiblemente contribuye a contrarrestar la infección viral. (20)

Se ha comprobado que uno de los efectos del componente activo la planta es inhibir la actividad de COX-1, la misma enzima que actúa la aspirina. De hecho, los estudios afirman que el gingerol es más potente y también tiene actividad antiulcerosa. (19)

Por este motivo, los médicos y científicos siguen investigando como aislar este compuesto para que pueda ser utilizado como un tratamiento para virus. De todas maneras, es importante saber que las propiedades del jengibre para infecciones por virus, aplican únicamente cuando se come fresco y que no sustituye los medicamentos.

¿Las plantas antivirales pueden sustituir a los fármacos?

Aún no hay evidencia suficiente para sustituir a los fármacos con plantas antivirales.

Las diferencias entre especies y métodos de cultivo hacen que el uso de las plantas y sus extractos no sea preciso.

Sin embargo, las plantas antivirales y sus extractos tienen un potencial futuro en la medicina.

Es necesario realizar más estudios para que este tipo de plantas puedan ser utilizadas como tratamiento clínico.

RESUMEN

  • Los extractos de plantas con propiedades antivirales tienen potenciales usos como tratamientos, o complemento a los fármacos ante infecciones por virus.
  • Ejemplos de plantas con propiedades antivirales son: la equinácea, el saúco, el ajo, el orégano y la uña de gato.
  • Deberían profundizarse las investigaciones de las plantas antivirales, incluyendo su espectro terapéutico como sus riesgos toxicológicos.
  • Se debe fomentar el trabajo en equipo entre los profesionales de la salud y profesionales especializados en hierbas medicinales para educar sobre el uso de plantas medicinales y obtener una mejor salud para todos.

VER REFERENCIAS

1.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24779581

2.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24868871

3.Sun LZ-Y, Currier NL, Miller SC. El coneflower americano: un papel profiláctico que implica inmunidad inespecífica. J Altern Complemento Med. 1999; 5 : 437–46

4.https://www.cochrane.org/es/CD000530/ARI_echinacea-para-la-prevencion-y-el-tratamiento-del-resfriado-comun

5.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC139960/

6.https://www.cochrane.org/es/search/site/ajo%20como%20antiviral

7.https://pdfs.nutramedix.ec/Herpes.pdf

8.https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S094471130470121X

9.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/32256807

10.https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S037851730200323X?via%3Dihub

11.https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0165032714003620?via%3Dihub

12.https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/000629529598514A?via%3Dihub

13.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4848651/

14.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26192537

15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4137549/

16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20008902

17. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4342739/

18.Fresh ginger (Zingiber officinale) has anti-viral activity against human respiratory syncytial virus in human respiratory tract cell lines, source

19.Gingerol. Fuente

8.Prospective Study for Korean Red Ginseng Extract as an Immune Modulator following a Curative Surgery in Patients with Advanced Colon Cancer. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *