La insulina es una hormona que ayuda a las células a utilizar la glucosa para obtener energía.

Funciona como una “llave” que permite que regular el paso del azúcar de la sangre a las células.

Las personas con diabetes tipo 1, y diabetes tipo 2 descontrolada pueden necesitar de inyecciones de insulina para asegurar este buen funcionamiento.

Esto puede parecer difícil al principio, pero puede aprender a inyectarse insulina con éxito con el apoyo de su equipo de atención médica, determinación y un poco de práctica.

Métodos de inyección de insulina

metodos de inyeccion de insulina

Hay diferentes formas de administrarse insulina, las jeringas y las lapiceras de insulina son los métodos más utilizados. Su médico le ayudará a decidir qué técnica es mejor para usted.

1. Jeringas

Las jeringas siguen siendo un método común de administración de insulina. Son la opción menos costosa y la mayoría de las compañías de seguros los cubren.

Las jeringas varía en la cantidad de insulina que contienen y el tamaño de la aguja. Están hechas de plástico y deben desecharse después de un uso. Debajo puedes ver como inyectar insulina correctamente con jeringas.

2. Lapiceras o bolígrafos

La lapicera es un método más nuevo y práctico. Antes de inyectar, se debe purgar para asegurar un flujo libre y sin obstrucciones; al hacer esto se debe ver al menos una gota de insulina en la punta de la aguja. Una vez verificado el flujo, se puede marcar la dosis deseada e inyectar la insulina.

Las lapiceras son para uso de una sola persona y de una sóla vez. Una vez se haya insertado en la piel se debe presionar verticalmente, no de forma inclinada.

Después de haber presionado el botón completamente, se debe contar lentamente hasta 10 y luego retirar la aguja de la piel. Esto es necesario para obtener la dosis completa.

¿Dónde inyectar insulina?

La insulina se inyecta por vía subcutánea, es decir, en la capa de grasa que se encuentra debajo de la piel. En este tipo de inyección, se usa una aguja corta.

La insulina debe inyectarse en el tejido graso justo debajo de la piel. Si inyecta la insulina más profundamente en su músculo, su cuerpo la absorberá demasiado rápido, es posible que no dure tanto y la inyección suele ser más dolorosa.

Las personas que se inyectan insulina a diario deben rotar los lugares de inyección. Esto es importante porque usar el mismo lugar con el tiempo puede causar lipodistrofia.

Esto provoca que la grasa se descompone o se acumula debajo de la piel, lo que genera bultos o hendiduras que interfieren con la absorción de insulina.

Lugares recomendados donde inyectar la insulina:

1. Abdomen

El mejor sitio para la inyección de insulina es el abdomen. La insulina se absorbe más rápido y es una parte del cuerpo de fácil acceso. Seleccione un sitio entre la parte inferior de las costillas y el área púbica, evitando el área cercana a 2 cm que rodea su ombligo.

2. Muslo

Otro de los lugares adecuados para inyectar insulina es en las áreas superior y externa del muslo, aproximadamente 10 cm hacia abajo desde la parte superior de su pierna y 10 cm hacia arriba desde su rodilla.

3. Brazo

Utilice el área grasa en la parte posterior de su brazo, entre su hombro y codo. Debe evitar áreas alrededor de cicatrices, lunares o imperfecciones de la piel. Estos pueden interferir con la forma en que su cuerpo absorbe la insulina. Manténgase alejado de los vasos sanguíneos rotos y las venas varicosas.

4. Zona baja de la espalda y glúteos

Para administrar una inyección en este lugar, dibuje una línea imaginaria a lo largo de la parte superior de las nalgas entre las caderas. Coloque la aguja por encima de esta línea pero por debajo de la cintura, entre la columna y los lados.

Al igual que con la parte superior del brazo, este sitio es muy difícil de usar para la autoinyección y puede requerir la administración de otra persona. Al inyectar en los glúteos, evite la parte inferior.

RELACIONADOS:

¿Cómo inyectar insulina?

Antes de inyectarse insulina, asegúrese de comprobar su calidad. Si estaba refrigerada, deje que la insulina alcance la temperatura ambiente.

Si la insulina está turbia, mezcle el contenido haciendo rodar el vial entre sus manos durante unos segundos.

La insulina de acción corta que no se mezcla con otra insulina y debe estar límpida. No use viales granulados, espesos o descoloridos.

Los pasos para inyectar insulina correctamente son:

1. Reunir los suministros e higienizar las manos

Junte el vial de medicación las agujas, las jeringas y toallitas o algodón con alcohol y un contenedor especial para deshechar correctamente. Lávese bien las manos con agua tibia y jabón. Asegúrese de lavarse el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.

2. Limpie la piel donde se inyectará la insulina

Para esto puede usar una gasa con alcohol o un hisopo de algodón humedecido en alcohol. Si ha usado este vial antes, limpie el tapón en la parte superior.

3. Mida la dosis

Sostenga la jeringa en posición vertical (con la aguja en la parte superior) y tire del émbolo hacia abajo hasta que la punta del émbolo alcance la medida igual a la dosis que planea inyectar.

Empuja la aguja en el tapón y empuje el émbolo hacia abajo para que el aire de la jeringa entre en el frasco. El aire reemplazará la cantidad de insulina que retirará.

4. Cargue la jeringa

Manteniendo la aguja en el vial, voltee el vial boca abajo. Jale el émbolo hacia abajo hasta que la parte superior del émbolo negro alcance la dosis correcta en la jeringa.

Si hay burbujas en la jeringa, golpéelo suavemente para que las burbujas suban a la parte superior. Empuje la jeringa para liberar las burbujas de nuevo en el vial. Si es necesario vuelva a tirar del émbolo hacia abajo hasta que alcance la dosis correcta.

5. Agarre un pliegue de su piel

Pellizque suavemente la piel y la grasa entre el pulgar y el índice. Esto evitará que inyectes en el músculo.

6. Descargue la jeringa en 90 grados

Inserte la aguja en línea perpendicular a su piel. No sostenga la jeringa en ángulos distintos. Asegúrese de que la aguja esté completamente dentro de la piel. Suelta el tejido pellizcado y presiona el émbolo para inyectar la insulina. Mantenga la aguja en su lugar durante 5 segundos y saque la aguja.

7. Presione y deseche correctamente

Presione en el lugar de la inyección durante 5 a 10 segundos y cubra con una gasa. No frote. Esto evitará que la insulina se escape. Deseche la jeringa de insulina usada según las indicaciones. No vuelva a tapar la jeringa antes de tirarla.

RELACIONADOS:

Consejos útiles para evitar el dolor

consejos para inyectar insulina sin dolor

Para que la inyección sea menos dolorosa:

  • Inyecte insulina a temperatura ambiente. Si la insulina se ha guardado en el refrigerador, retírela 30 minutos antes de inyectarla.
  • Retire todas las burbujas de aire de la jeringa antes de la inyección.
  • Si se limpia la piel con una gasa con alcohol, espere hasta que se seque antes de inyectarse insulina.
  • Relaje los músculos en el lugar de la inyección.
  • No cambie la dirección de la aguja durante la inserción o extracción.
  • Puede adormecer su piel con un cubito de hielo durante un par de minutos antes de limpiarla con alcohol.
  • Evite inyectarse en las raíces del vello corporal.

RESUMEN

Hoy día existen varios métodos de tratamientos con insulina, los más prácticos son las inyecciones y los bolígrafos.

Si debe inyectarse todos los días, es importante que rote los lugares. Los muslos, el abdomen, los brazos y los glúteos son las áreas permitidas.

Recuerde que si se está inyectando insulina por primera vez, tiene problemas o simplemente tiene preguntas, es recomendable que acuda a su equipo de atención médica para obtener consejos e instrucciones.

REFERENCIAS

1. Optimizing Insulin Injection Technique and its Effect on Blood Glucose Control. Fuente

2. Strategies for Insulin Injection Therapy in Diabetes Self-Management. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *