¿Qué son los antiandrógenos?

antiandrógenos usos ejemplos y efectos secundarios medicamentos para bajar la testosterona

Los antiandrógenos son hormonas capaces de regular la hormona sexual masculina: la testosterona. Las personas que nacen con sexo masculino, naturalmente tienen mayor concentración de andrógenos. Los antiandrógenos son ejemplos de medicamentos utilizados para bajar la testosterona en sangre.

Los antiandrógenos se usan en conjunto con otros medicamentos como tratamiento contra el cáncer, para reducir los efectos de masculinización en personas transgénero y tras ciertos tipos de operaciones. La base del funcionamiento de los antiandrógenos es la unión de receptores de proteínas llamados andrógenos receptores. Al unirse, bloquean los efectos de la hormona masculina. En última instancia son medicamentos capaces de bajar los niveles de testosterona libre en sangre.

Usos de los antiandrógenos por género

Los usos de los antiandrógenos pueden clasificarse según el género de la siguiente manera:

Usos en hombres

Uno de los principales usos de los andrógenos en hombres es como medicamento contra el cáncer de próstata. Los andrógenos estimulan el crecimiento de las células cancerosas, bajar la testosterona es una estrategia que utilizan los médicos para reducir el crecimiento de tumores en la próstata.

Con este fin, generalmente son combinados con otros medicamentos. Esto es debido a que no son capaces de eliminar la testosterona en sangre, sino parcialmente aislarla.

Usos en mujeres

Los andrógenos son medicamentos capaces de prevenir los potenciales problemas de un exceso de testosterona en sangre. Algunos estudios sugieren que son efectivos como tratamiento para mejorar la fertilidad, diabetes, colesterol y prevención de enfermedades al corazón.

Si bien las mujeres suelen tener bajos niveles de andrógenos en sangre, es real que algunas tienen más. Esto puede causar trastornos leves de ovulación, crecimiento excesivo de cabello excesivo y acné.

Usos en personas transgénero

Los antiandrógenos son capaces de disminuir los efectos de la testosterona. Por lo que uno de sus usos más frecuentes es como tratamiento para bloquear el desarrollo de características masculinas.

El uso de antiandrógenos como tratamiento hormonal para personas en transición de género se suele combinar con medicamentos como los estrógenos. La combinación antiandrógenos-estrógenos es capaz de bloquear el crecimiento del cabello, el desarrollo de la calvicie y el crecimiento de los senos.

Ejemplos de antiandrógenos

Ejemplos de antiandrógenos más utilizados son:

  • Espironolactona
  • Ciproterona acetato
  • Flutamida
  • Ketoconazol
  • Finasterida

La espironolactona y la ciproterona son los más utilizados como tratamiento para el acné y el exceso de crecimiento de cabello. Debido a su baja interacción con otros medicamentos la flutamida es utilizada como tratamiento para el cáncer de próstata en hombres.

Anti-andrógenos vs esteroides anabólicos

Los antiandrógenos son los medicamentos opuestos a los esteroides anabólicos. Mientras que los primeros se toman para bajar la hormona sexual masculina; los segundos son utilizados cuando el objetivo es aumentar la testosterona.

Ambos medicamentos son regulados en la mayoría de los países y deben tomarse bajo preescripción y autorización médica. Un mal uso tanto de anti-andrógenos como de esteroides anabólicos puede causar estragos en el metabolismo. Automedicarse con ese tipo de medicamentos puede potenciar sus efectos secundarios.

Efectos secundarios de los anti-andrógenos

Los efectos secundarios de los antiandrógenos dependen del tipo de medicamento que se utilice y de la combinación con otras drogas. Los más frecuentes son:

  • Baja del deseo sexual
  • Trastornos en el hígado (hepatitis)
  • Menor crecimiento de vellos faciales y en el cuerpo
  • Mayor probabilidad de trastornos en el feto
  • Disfunción eréctil
  • Náuseas, diarrea, vómitos
  • Ovulación y menstruación irregular
  • Erupciones en la piel.

Los antiandrógenos son medicamentos utilizaods como tratamiento para bajar la testosterona. Sus usos en medicina con como tratamiento contra el cáncer de próstata, la mejora de la fertilidad femenina y reducir los efectos de la masculinización de le testosterona en personas en transición de género. Su lista de efectos secundarios incluye la baja del deseo sexual, trastornos en el hígado y erupciones en la piel. Los anti-andrógenos deben tomarse siempre bajo la autorización de un profesional médico.

REFERENCIAS:

  1. Environmental antiandrogens: Developmental effects, molecular mechanisms, and clinical implications. Fuente
  2. Andrógenos, antiandrogens and anabolic steroids. Fuente
  3. Antiandrogen. Fuente
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *