Categorías: Dieta cetogénica

Quesos en la dieta cetogénica

La dieta cetogénica, o keto es un plan de alimentación alto en grasas, moderado en proteínas y bajo en carbohidratos. El objetivo del plan: cambiar la bioquímica de su cuerpo y, a su vez, conducir a la pérdida de peso y grasa corporal.

Una de las ventajas de la dieta cetogénica, es que el queso no está prohibido. De hecho, el queso es básicamente un alimento cetogénico perfecto: alto en grasas, moderado en proteínas y bajo en carbohidratos.

El queso puede agregar sabor, variedad y nuevas texturas a sus comidas cetogénicas, solo recuerde: el queso no es “ilimitado” en una dieta keto, ya que todavía contiene calorías y carbohidratos; también tiene un alto contenido de grasas saturadas, que es una opción menos saludable para el corazón que las grasas insaturadas.

Si ha decidido agregar queso a su menú de dieta cetogénica, también debe saber que no todos los quesos son iguales. Esto es lo que necesita saber sobre qué quesos comer, cuáles limitar y cuáles omitir por completo en un plan keto.


Tipos de quesos permitidos en la dieta keto

Si bien existen cientos de tipos de queso, la proporción general de macronutrientes de este alimento suele de 55 a 60% de grasa, 30 a 35% de proteína y 5 a 10% de carbohidratos.

Por tanto, afortunadamente, la mayoría de los quesos son permitidos en la dieta cetogénica. La excepción: aquellos tipos de queso que se aparten de esta proporción o que contengan almidón o azúcar agregado. Aquí van ejemplos de quesos ideales para la dieta cetogénica:

1. Queso parmesano

El parmesano es perfecto para agregar un toque de sabor salado y a nuez a los alimentos. Según el USDA, 1 cucharada de este queso contiene 21 calorías y contiene 1,4 g de grasa, 0,7 g de carbohidratos y 1,4 g de proteína. Consejos: haz de este queso tu mejor amigo cuando se trata de ensaladas e intenta rallarlo tu mismo. El queso parmesano rallado previamente puede contener almidones añadidos para evitar que se pegue.

2. Queso de cabra

El queso de cabra es una excelente opción para quienes siguen la dieta cetogénica. Contiene cero carbohidratos, por lo que es una excelente manera de alcanzar sus macros. Además, el queso elaborado con leche de cabra contiene menos lactosa (un azúcar natural en los lácteos) y proteínas que son diferentes de la leche de vaca, lo que hace que sea más fácil de digerir. (1)

3. Queso crema

Gracias a su perfil nutricional este es un tipo de queso favorito cetogénico. Según la USDA, 1 porción (28 gramos) contiene 84 calorías, 8 g de grasa, 1 g de carbohidratos y 2 g de proteína. Si no estás segura de que marca de queso crema elegir opta por aquellas que contengan probióticos naturales – bacterias vivas con beneficios para la salud intestinal.

4. Queso azul

Los quesos de alta gama, como los quesos azules, le dan más por su dinero cuando se trata de sabor. Añaden mucho sabor por una pequeña cantidad. En cuanto a macros, encajan perfectamente: una onza tiene 100 calorías, 0,7 g de carbohidratos, 6 g de proteína y 8 g de grasa, lo que lo convierte en una opción sabrosa y baja en carbohidratos para picar o cubrir sus platos favoritos.

5. Queso Gouda

Si tiene antojo de queso en la dieta keto, el gouda es una opción keto ideal. Además de ser una opción más suave y cremosa este es un queso que por lo general contiene 0 gramos de carbohidratos. Dato: al hacer queso Gouda, parte del suero líquido se retira y se reemplaza con agua tibia, luego se drena. Esto ayuda a eliminar la lactosa extra.

RELACIONADOS:

Los peores quesos para la dieta cetogénica

Si bien el queso de alta calidad es una opción saludable, los alimentos de queso altamente procesados ​​no lo son.

Evite los quesos refinados y los quesos de imitación. Estos elaboran en grandes lotes en fábricas y, por lo general, contienen ingredientes no saludables como saborizantes artificiales, colorantes, conservantes e incluso azúcar o almidón.

Al comer este tipo de quesos está agregando nutrientes “sucios” adicionales que su cuerpo no reconoce y que pueden provocar inflamación. La inflamación está relacionada con muchas afecciones de salud, incluidos cánceres, enfermedades infecciosas y trastornos autoinmunes. (2)

Por tanto si bien en cuanto a macros siguen siendo quesos keto permitidos, es mejor que este tipo de quesos sean evitados. Aquí van ejemplos de quesos no recomendados para la dieta keto:

  • Queso en aerosol, quesos ultraprocesados, queso cheddar, americano – contienen ingredientes de mala calidad
  • Ricotta y de untar – si bien son considerados saludables pueden tener alto contenido de lactosa, si desea consumirlos cuente sus macros.
  • Quesos con almidón o azúcar – chequee los ingredientes, estos pueden aparecer en tipos de queso compactos o que se derriten como la muzzarella.

RELACIONADO: Dieta cetogénica e hígado graso

RESUMEN

Como regla general, puedes incluir cualquier tipo de queso en la dieta keto, siempre que la ingesta total de carbohidratos en la dieta permanezca lo suficientemente baja como para mantener al cuerpo en cetosis.

Sin embargo, hay razones suficientes para evitar los quesos ultraprocesados, tanto al hacer la dieta cetogénica como otros tipos de planes de alimentación.

Si experimenta efectos secundarios gastrointestinales, retención de agua, o si encuentra que sus resultados se estancan mientras está en keto, es posible que desee tomarse las cosas con calma con el queso. A veces, las personas pierden peso mucho más rápido y se sienten mejor cuando sacan los lácteos. Discuta el papel de los lácteos en su dieta con su equipo de atención médica.

REFERENCIAS

  1. Keto diet cheese. Fuente
  2. Diet and inflammation. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*