Cinta caminadora: ¿Inversión o desperdicio de dinero?

Comprar una cinta caminadora puede ser una buena inversión para el hogar. Sobre todo cuando el clima no permite salir a trotar al aire libre; tienes poco tiempo para ir el gimnasio o estás completamente atareado en tu rutina. Sin embargo, una cosa es usar una cinta caminadora en casa y otra es correr en el gimnasio.

En este artículo se pretenden brindar consejos y detalles evaluar antes de comprar una cinta caminadora. En primer lugar, por regla general una buena cinta caminadora es una máquina cara.

Antes de comprarla debes pensar en varios factores. El presupuesto, cuantas personas la van a usar y por cuanto tiempo; si tienes espacio suficiente para localizarla; cuando y cómo vas a correr el la cinta. Por último los programas y opciones para medir el ritmo cardíaco que ofrece la cinta caminadora.

Presupuesto para una cinta caminadora

El presupuesto es lo primero que se debe tener en cuenta al comprar una cinta caminadora. Una vez fijado el precio máximo que se puede gastar es importante ver lo que ofrece el mercado en relación-precio calidad. Una cinta caminadora de menos de 1000 dólares seguramente va a ser un dolor de cabeza. Su durabilidad es de no más de dos años; en este caso recomendamos pagar una membresía en el gimnasio.

Una buena cinta caminadora debe no sólo ser cómoda, sino que debe ser silenciosa al trotar así como debe tener una buena durabilidad.

Una cinta caminadora de calidad costará al menos unos 1000 dólares americanos. Si en su casa van a ser más de dos personas que la utilizan, se recomienda un rango de 1500 – 3000 dólares. Las cuales son trotadoras más estables y ofrecen mejores opciones de software. Así como un mejor motor y mantenimiento.

 El motor de una cinta caminadora

El poder del motor de una cinta caminadora es otro de los factores más importantes a la hora de comprarla. En simples palabras: si usas la cinta caminadora de forma moderada, se recomienda un motor de unos 1.5 CHP (continuous-duty horsepower en inglés). Si piensas darle un uso frecuente e intenso se recomienda un rango de 2.5 a 3.0 CHP. Además este valor también va a depender de su peso. 

Consejos para comprar una cinta caminadora – Los 7 items que hay que chequear

Antes de comprar una cinta caminadora lo ideal es evaluar estos 7 parámetros:

  • Medida de la cinta
  • Máxima velocidad
  • Inclinación
  • Estabilidad
  • Opciones del panel del control
  • Peso máximo
  • Sensor de pulsaciones

1- Chequee la medida de la cinta

 Para correr, el ancho de la cinta debe ser de al menos  120 cm de largo y 46 cm de ancho. Si además mides más de 1.80 se recomienda aumentar esta cifra en un 10%.

2- Asegura una alta velocidad máxima

Si planeas correr asegúrate de comprar una cinta que tenga la opcion de al menos unos 16 km/h

3- ¿Se permite la inclinación en la cinta?

Una cinta caminadora de buena calidad debe tener la opción de correr al menos 10% de inclinación, sobre todo asegúrate que la cinta tenga la opción de inclinarse hacia arriba.

4- La cinta caminadora debe tener estabilidad

La cinta caminadora no debería de temblar cuando correr o cuando caminas sobre ella, la estabilidad de una trotadora es fundamental para la sensación de comodidad.

5- Opciones del panel de control

Simple y fácil, nada de controles remoto y opciones sin utilidad, si tiene panel táctil al alcance y botones cerca de los agarres va a ser más fácil de cambiar la velocidad.

6- Peso máximo

Si tienes sobrepeso y estás intentando reducirlo asegúrate que la cinta caminadora tenga un peso máximo que te soporte, de lo contrario la durabilidad se verá considerablemente disminuida.

7- ¿Mide las pulsaciones?

Hay cintas caminadores que son capaces de medir las pulsaciones. Si bien los pulsómetros son los instrumentos más exactos para medir el ritmo cardíaco, una cinta caminadora puede brindar una idea aproximada para mantenerse en el número ideal de pulsaciones para quemar grasa.

Asegúrate de tomar las medidas antes de comprar una cinta caminadora. Se debe tener en cuenta que una cinta caminadora en la tienda va a parecer mucho más pequeña; de lo que al final va a ser en su casa. Si el objetivo es perder peso y darle uso a la cinta caminadora; asegúrese de tener espacio.

Además, algunas cintas caminadores tienen la opción de moverse con ruedas e incluso plegarse para guardarse. Al momento de comprar una cinta caminadora prueba si las ruedas son prácticas y fáciles de utilizar.

Elegir una trotadora pesada y que no tenga movilidad puede significar que en el futuro no puedas mover ningún otro mueble.

Programas en una cinta caminadora

Algunas trotadoras ofrecen incluso pantallas táctiles con simuladores de entrenamientos en bosques o ciudades. Si eres una persona que se aburre al entrenar; este tipo de máquinas puede ser una opción para motivar su sesión de cardio. Incluso algunas cintas caminadores tienen conexión directa con la TV.

Los programas que miden el ritmo cardíaco en general no son los más precisos. En este caso recomendamos los sensores de ritmo cardíaco con electrodos. Además, las cintas caminadoras que ofrecen estas tecnologías usualmente vienen acompañadas de un soporte técnico de buena calidad.

Cómo comprar una cinta caminadora: probar antes de comprar

Al ir a una tienda para comprar una cinta caminadora, se recomienda probar la trotadora al menos 10 minutos. Cambia las velocidades. Observa si tiene algún lugar donde apoyar la botella de agua, bebidas isotónicas o el celular. Recuerde que siempre que realiza ejercicios cardiovasculares el consumo de agua aumenta.

Si bien puede parecer un detalle tonto, seguramente te acuerdes de este artículo el resto de tus sesiones de running. Seguramente te preguntarás por qué no lo has chequeado al momento de tener la botella en la mano. Una buena cinta caminadora debería ofrecer al menos 5 años de garantía. Así como un servicio de mantenimiento gratis o de bajo costo.

Lo más importante: usar la cinta caminadora

Es común que una persona se levante decidida un día y se compre una cinta caminadora en un impulso de mejorar su calidad de vida. Recuerde que nada va a tener mayor efecto en el deporte que la continuidad. Comprar una cinta caminadora y abandonarla en un rincón de la casa no tiene sentido.

Usar la cinta caminadora de forma regular tiene beneficios no sólo para el sistema cardiovascular; sino también para la tonificación y el fortalecimiento de sus músculos. Haga que comprar una cinta caminadora sea una verdadera inversión. No un desperdicio de dinero, todo está en su mente.

REFERENCIAS:

  1. Treadmill, Wikipedia Article, fuente
  2. Excite enganging cardio. fuente
  3. Caminadora Life Fitness. Fuente
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *