Categorías: Vitaminas y minerales

5 Efectos secundarios de tomar demasiada vitamina D

Investigaciones recientes sugieren que ~ 40% de los europeos tienen falta de vitamina D, y el 13% son gravemente deficientes. En algunos países como India, la cifra alcanza a unas 490 millones de personas. (1)

La vitamina D es extremadamente importante para una buena salud. Desempeña varias funciones en nuestro cuerpo y sirve para mantener las células funcionando como deberían.

Aparte del pescado graso, hay pocos alimentos ricos en vitamina D. Además, la mayoría de las personas no se exponen lo suficiente al sol para producir la vitamina D adecuada. Por estos motivos es que el uso de suplementos es cada vez más común.

Sin embargo, también es posible, que esta vitamina se acumule y alcance niveles tóxicos en su cuerpo. Este artículo analiza para qué sirven los suplementos de vitamina D, y cuáles son los posibles efectos secundarios de consumir cantidades excesivas de esta importante vitamina.


¿Qué es la vitamina D y para qué sirve?

La vitamina D (también conocida como “calciferol”) es una vitamina soluble en grasas que está presente de forma natural en algunos alimentos y disponible como suplemento dietético. También se produce de forma endógena cuando los rayos ultravioleta (UV) de la luz solar inciden en la piel.

La vitamina D promueve la absorción de calcio en el intestino y mantiene las concentraciones adecuadas de calcio y fosfato en sangre. Esto sirve para permitir la mineralización normal de los huesos y prevenir calambres.

Sin suficiente vitamina D, los huesos pueden volverse delgados, quebradizos o deformados. Junto con el calcio, la vitamina D también ayuda a proteger a los adultos mayores de la osteoporosis.

La vitamina D tiene otras funciones en el cuerpo, incluida la reducción de la inflamación y la modulación de procesos como el crecimiento celular, la función inmunitaria, neuromuscular y el metabolismo de la glucosa. (3)

Toxicidad de la vitamina D

La intoxicación por vitamina D se produce cuando los niveles sanguíneos superan los 150 ng / ml. Debido a que la vitamina se almacena en la grasa corporal y se libera al torrente sanguíneo lentamente, los efectos de la toxicidad pueden durar incluso varios meses después de que deje de tomar suplementos.

Es importante destacar que la toxicidad no es común y ocurre casi exclusivamente en personas que toman suplementos a largo plazo en dosis altas sin controlar sus valores en sangre. Por el contrario, no se puede alcanzar una intoxicación únicamente a través de la dieta y la exposición al sol.

De hecho, varios estudios han cuestionado la relevancia de esta recomendación generalizada de tomar vitamina D y la necesidad de complementar con suplementos cuando no es necesario. (1)

“La vitamina D claramente no es una panacea, y lo más probable es que solo sea eficaz en caso de deficiencia. Pero dados sus efectos secundarios raros y su margen de seguridad relativamente amplio, podría ser una terapia importante, económica y segura para muchas enfermedades.” – Escribe Karin Amrein Revista europea de nutrición clínica.

Dicho esto, Karin insiste en que el uso de suplementos de vitamina D a gran escala es aún tema de debate. Y según su revisión, no se han encontrado beneficios clínicos en individuos que obtienen una cantidad suficiente. Por lo que sugiere que estudios futuros grandes y bien diseñados deberían evaluar esto más a fondo.

5 efectos secundarios de tomar demasiada vitamina D

A continuación se muestran los 5 efectos secundarios principales de tomar más vitamina D de la que necesitas:

1. Niveles elevados de calcio en sangre

La vitamina D ayuda a su cuerpo a absorber el calcio de los alimentos que consume. De hecho, este es uno de sus roles más importantes.

Sin embargo, si la ingesta de vitamina D es demasiada, el calcio en sangre puede alcanzar niveles que pueden causar síntomas desagradables y esto es potencialmente peligroso.

Los síntomas de hipercalcemia o niveles altos de calcio en sangre incluyen:

  • malestar digestivo, como vómitos, náuseas y
  • dolor de estómago
  • fatiga, mareos y confusión
  • sed excesiva
  • micción frecuente

2. Náuseas, vómitos y falta de apetito

Muchos efectos secundarios de demasiada vitamina D están relacionados con el exceso de calcio en la sangre. Estos incluyen náuseas, vómitos y falta de apetito.

Un estudio siguió a 10 personas que habían desarrollado niveles de calcio después de haber tomado altas dosis de vitamina D para corregir una deficiencia excesiva. Cuatro de ellos experimentaron náuseas y vómitos, y tres de ellos perdieron el apetito. (4)

Se han informado respuestas similares a las megadosis de vitamina D en otros estudios. Una mujer experimentó náuseas, pérdida de peso, confusión y apatía después de tomar un suplemento que contenía 78 veces más vitamina D de lo que se indica en la etiqueta. (8)

Es importante destacar que estos síntomas se produjeron en respuesta a dosis extremadamente altas de vitamina D3, lo que provocó niveles de calcio superiores a 12 mg / dl.

3. Dolor de estómago, estreñimiento o diarrea

El dolor de estómago, el estreñimiento y la diarrea son molestias digestivas comunes que frecuentemente están relacionadas con intolerancias alimentarias o síndrome del intestino irritable.

Sin embargo, también pueden ser un signo de niveles elevados de calcio causados ​​por la intoxicación por vitamina D.

Estos síntomas pueden ocurrir en quienes reciben altas dosis de vitamina D para corregir la deficiencia. Al igual que con otros síntomas, la respuesta parece darse incluso cuando los niveles de vitamina D en sangre están altos.

4. Insuficiencia renal

Los riñones tienen un papel importante en hacer que la vitamina D sea útil para el cuerpo. Los riñones convierten la vitamina D de los suplementos o del sol en su forma activa.

Sin embargo, la ingesta excesiva de vitamina D con frecuencia resulta en daños en el riñón. De hecho, la mayoría de los estudios han informado sobre una lesión renal de moderada a grave en personas que desarrollan toxicidad por vitamina D. (6)

En un estudio en 62 personas que recibieron inyecciones de vitamina D en dosis excesivamente altas, todas las persona experimentaron insuficiencia renal, ya sea que tuvieran riñones sanos o una enfermedad renal existente.(5)

Aparentemente, esto es debido a que el exceso de vitamina D en forma de suplementos puede modificar la actividad de un tipo de células inmunitarias: macrófagos infiltrantes del riñón. (7)

5. Pérdida ósea

Debido a que la vitamina D juega un papel importante en la absorción de calcio y el metabolismo óseo, obtener suficiente es crucial para mantener huesos fuertes.

En cambio, demasiada vitamina D puede ser perjudicial para la salud ósea. Aunque muchos síntomas del exceso de vitamina D se atribuyen a los niveles altos de calcio en sangre, algunos investigadores sugieren que las megadosis pueden provocar niveles bajos de vitamina K2 en la sangre.

Una de las funciones más importantes de la vitamina K2 es mantener el calcio en los huesos y fuera de la sangre. Se cree que los niveles muy altos de vitamina D pueden reducir la actividad de la vitamina K2.

Para protegerse contra la pérdida ósea, evite tomar suplementos de vitamina D en exceso. También puede comer alimentos ricos en vitamina K2, como productos lácteos y carne de animales alimentados con pasto.

RESUMEN

Asegurarle a su cuerpo suficiente vitamina D es importante para mantenerse saludable. Para la mayoría de las personas, la cantidad recomendada por día son 10 microgramos (400 UI) de vitamina D al día.

Sin embargo, es esencial entender la vitamina D en exceso puede ser tóxica. Por lo que también debe asegurarse de evitar dosis extremas. Hasta 400 ug – 4.000 UI por día se considera el máximo seguro, siempre que se controlen sus valores sanguíneos.

Incluso si sigue una dieta saludable, es posible que necesite suplementos para lograr niveles sanguíneos óptimos. Sin embargo, es necesario entender que en exceso la vitamina D puede ser tóxica.

Además, asegúrese de comprar suplementos de fabricantes de calidad para reducir el riesgo de sobredosis accidental debido a un etiquetado inadecuado.

Si ha estado tomando suplementos de vitamina D y experimenta alguno de los síntomas enumerados en este artículo, consulte a un profesional de la salud lo antes posible.

REFERENCIAS

  1. Vitamin D deficiency 2.0: an update on the current status worldwide. Fuente
  2. Vitamine D healthsheet. Fuente
  3. Vitamine D side effects. Fuente
  4. Vitamin d toxicity in adults: a case series from an area with endemic hypovitaminosis d. Fuente
  5. The other side of vitamin D therapy: a case series of acute kidney injury due to malpractice-related vitamin D intoxication. Fuente
  6. Vitamin D: can you have too much of a good thing in chronic kidney disease. Fuente
  7. Excess 25-hydroxyvitamin D3 exacerbates tubulointerstitial injury in mice by modulating macrophage phenotype. Fuente
  8. Vitamin D Toxicity–A Clinical Perspective. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*

Etiquetas: exceso de vitaminas hipervitaminosis vitamina D vitaminas