diclofenaco-sodico

Diclofenaco: ¿para qué sirve?

El diclofenac o diclofenaco sódico es un medicamento utilizado para el alivio del dolor, las inflamaciones y los dolores musculares. Es efectivo como tratamiento de recuperación muscular tras un mal movimiento, una mala posición al dormir o una sesión de entrenamiento exagerada. Así como para el dolor en las articulaciones causado por artritis.

El diclofenaco sódico es un medicamento no esteroide, en general es recetado en forma de comprimidos o crema. Su efecto principal es aliviar dolores musculares leves. En casos más severos se realiza un tratamiento con diclofenaco sódico en forma de inyectable.

Es común que los médicos generales y deportólogos receten diclofenaco a deportistas. Tras competencias o al hacer rutinas de ejercicios intensas; con el objetivo de lograr la desinflamación de las músculos. También sirve para aliviar la inflamación de la zona cervical y el dolor de cuello.

Cómo tomar Diclofenaco Sódico

El diclofenaco en comprimidos se recomienda tomarlo con un vaso de agua lleno, con el estómago vacío y previo a las comidas. El diclofenaco sódico no debe absorberse totalmente en el estómago. Su forma sódica no es capaz de disolverse en medio ácido lo que puede provocar gastritis.

Las industrias farmacéuticas recurren a distintas estrategias para recubrir el diclofenac sódico. Este medicamento debe ser absorbido en el intestino y no en el estómago. Si bien el diclofenaco es un medicamento de venta libre; siempre se deben seguir las recomendaciones de su médico. Tenga la costumbre de leer la preescripción presente en el envase.

Nunca se debe masticar el diclofenaco sódico, ni romper las tabletas antes de tomarlas. Si bien el cuerpo es capaz de metabolizarlo, va a provocar todo tipo de trastornos digestivos. Nuevas tecnologías como las cápsulas de diclofenac en forma de micro-pellets; pequeñas esferas mini recubiertas; son una opción más avanzada para evitar la absorción en el estómago. De esta manera se logra un efecto prolongado.

Diclofenaco sódico: dosis

La dosis diaria recomendada en un tratamiento normal es de 100 mg por día; lo que es igual a uno o dos comprimidos. Esta dosis varía según la situación particular; debe siempre estudiarse cada caso. Aunque, por regla general nunca se recomienda tomar más de 3 comprimidos por día (150 mg) . El tratamiento con diclofenaco sódico se suele suspender al finalizar los síntomas.

La dosis de diclofenaco sódico depende de la gravedad en la lesión. Por lo que se recomienda siempre seguir los consejos de su médico. Este va a indicar la forma apropiada en la que se aplique. El diclofenaco puede ser administrado en crema o gel; en forma de diclofenaco comprimidos o diclofenaco inyectable; siguiendo ese orden de gravedad.

Es normal una espera de entre 2 días – 2 semanas para que los efectos del diclofenac sean totalmente visibles. El diclofenac sódico requiere de un tiempo para que actúe como desinflamatorio muscular.

En casos crónicos de artritis u operaciones de tendones ; donde el tratamiento con diclofenaco sódico puede durar durante toda la vida; es sumamente importante que no ocurran problemas digestivos. Si esto ocurre se corre el riesgo de generar el desarrollo de enfermedades graves como úlceras a largo plazo.

Diclofenaco en crema

El diclofenaco en crema suele recetarse para dolores musculares. Se recomienda la aplicación de unas 2-4 veces en un período de 24 horas; dependiendo de la gravedad del dolor.

El uso de diclofenaco en crema no presenta graves contraindicaciones. Las más comunes son reacciones alérgicas a algún componente de la medicación. Sin embargo utilizarlo en mayor cantidad no va a provocar ningún beneficio en el cuerpo. Existe una dosis máxima de absorción de la piel del diclofenaco sódico.

Si utilizas diclofenaco en crema dos veces al día, se recomienda aplicarla una vez en la mañana y otra en la noche. Si te han indicado 3 o 4 veces en el día; se recomienda esperar al menos 4 horas antes de una nueva dosis.

Para aplicar el diclofenaco en crema, ponga una pequeña cantidad de crema sobre su mano. Distribuya la crema sobre la zona afectada suavemente haciendo movimientos circulares. Puedes sentir una sensación de frío en la piel. Espera a que se absorba y luego lávate las manos.

Diclofenac: efectos adversos

Los efectos adversos más comunes de tomar diclofenac (ocurren en 1 de cada 10 personas son:

  • dolor de cabeza
  • mareo
  • vértigo
  • náuseas
  • vómitos
  • diarreas
  • acidez
  • dolor abdominal
  • gases
  • falta de apetito
  • erupción en la piel

Diclofenaco: contraindicaciones

Tomar diclofenaco con otros medicamentos analgésicos como el paracetamol o la codeína es seguro. Sin embargo la posibilidad de combinarlo con aspirina ibuprofeno y ketoprofeno debe ser autorizada previamente por su medico.

El diclofenaco sódico, la aspirina y el ibuprofeno actuán de forma similar. Son todas drogas analgésicas no esteroideas; al tomarlos en conjunto se pueden incrementar los efectos adversos. Tenga especial precaución en casos de gripe y utilizar medicamentos para el resfrío.

No se recomienda tomar diclofenaco a embarazadas. Se ha comprobado que puede aumentar el riesgo de sufrir abortos y enfermedades al feto. Sobre todo en el primer y segundo mes. En estos casos la dosis de diclofenaco sódico debe limitarse al máximo.

¿El diclofenaco provoca dolor de cabeza?

Sí, el diclofenaco puede provocar dolor de cabeza. De hecho es el efecto adverso más común. Si el dolor de cabeza es muy intenso consulte a su médico. Asegúrese de no combinar diclofenaco sódico con otros medicamentos. Si bien puede ser efectivo para aliviar el dolor de cabeza; al mismo tiempo generar un dolor en el estómago o gastritis.

El diclofenac no es un medicamento indicado para el dolor de cabeza. Los tratamientos con diclofenaco son para la artritis y aliviar los dolores musculares. Tomar diclofenac con este objetivo sólo empeorará la situación. El uso de diclofenac para la recuperación muscular es recomendable para deportistas avanzados.

¿Diclofenaco y alcohol?

El diclofenaco no debe combinarse con alcohol. Si esto ocurre se aumenta la toxicidad del medicamento. Si está tomando diclofenaco sódico como tratamiento para la artritis o recuperación muscular; ahórrese ese chop de cerveza de más. De lo contrario los efectos adversos del diclofenaco se verán potenciados.

Por otro lado, algunas marcas de medicamentos que venden diclofenaco pueden contener algunos azúcares. La lactosa y el almidón son componentes comunes de los excipientes. Si tiene intolerancia a la lactosa o al gluten debe consultar al fabricante antes de tomar diclofenaco. Verificar la ausencia de estos compuestos en el diclofenaco es fundamental.

Referencias:

  1. Voltaren Prospecto de información para el usuario. Fuente
  2. FDA. Voltaren. Fuente
  3. Voltaren – Diclofenac crema. Fuente
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *