Categorías: Neurociencias

¿Cómo la neuroplasticidad cambia con la edad?

En las últimas décadas, los investigadores han confirmado que el cerebro se adapta todos los días, y esto ocurre incluso en los adultos mayores. Lo que ha dado lugar a posicionar al cerebro humano como un sistema altamente dinámico capaz de ser remodelado a lo largo de todas las etapas de la vida.

Las palabras clave de este nuevo enfoque del cerebro son neuroplasticidad y neurogénesis. La neuroplasticidad se refiere a la capacidad permanente del cerebro para cambiar y reconfigurarse en respuesta a la estimulación del aprendizaje y la experiencia. La neurogénesis es la capacidad de crear nuevas neuronas y conexiones neuronales a lo largo de la vida.

Como es de esperar, la neuroplasticidad definitivamente se reduce con la edad. Sin embargo, esto no es tan blanco y negro como se creía hace unos años. Sigue leyendo para saber cómo esto ocurre.


Neuroplasticidad y edad

La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para adaptarse al entorno, y se beneficia del entrenamiento cerebral para intentar ralentizar el proceso de envejecimiento.

Cuando se produce neuroplasticidad, tanto las neuronas como las sinapsis aumentan en número. Y a medida que pasa el tiempo, nuestras acciones y pensamientos son capaces de reforzar determinadas vías neuronales que generan cambios fisiológicos importantes en el cerebro.

Con la edad, la capacidad de cambio del cerebro es menor, pero existe por lo tanto se requiere de más esfuerzo.

Figura a adaptada de Levitt (2009). Cómo muestra el gráfico conceptual, la plasticidad del cerebro es más fuerte en los primeros años de vida. En esta etapa formar nuevos caminos neuronales o cambios en el cerebro es más fácil y menos costoso.

Esto es mucho más complejo de lo que parece, pero es la base de por qué existe una clara relación entre neuroplasticidad y envejecimiento.

Si bien incluso para los expertos en neurociencias, no todos los aspectos de la relación entre neuroplasticidad y edad son completamente claros, lo que sabemos hoy es que:

  • Aunque la neuroplasticidad puede reducirse con la edad, se ha demostrado que varios factores, como el ejercicio y el estrés, afectan uno o más mecanismos de plasticidad.
  • La neurogénesis (crecimiento de nuevas neuronas) puede ser un mecanismo que respalda la plasticidad y ocurre en todas las etapas de la vida.
  • Las conexiones entre neuronas aumentan dramáticamente entre el nacimiento y los dos o tres años de edad; se reducen a la mitad durante la adolescencia y permanecen mayormente estáticas durante la edad adulta.
  • Las personas con mayor plasticidad y memoria en la edad adulta son aquellas que han desarrollado habilidades específicas y estilos de vida saludables cuando jóvenes.
  • Ciertos eventos como daños cerebrales, pueden afectar considerablemente la neuroplasticidad.

Neuroplasticidad en niños

El cerebro de los niños es el que tiene mayor plasticidad. Las neuronas y las sinapsis experimentan un gran aumento en número incluso antes de que una persona pueda realizar funciones básicas como hablar y caminar.

Entre el nacimiento y los dos o tres años de edad, el número de sinapsis en el cerebro aumenta de 2.500 a 15.000 por neurona. De hecho, un niño promedio tiene el doble de sinapsis que un adulto. (1)

Estas conexiones se eliminan lentamente a medida que el niño crece y comienza a formar sus propios patrones y conexiones únicos.

Hay cuatro tipos principales de neuroplasticidad que se observan en los niños:

  • Adaptativa: cambios que ocurren cuando los niños practican una habilidad especial y permiten que el cerebro se adapte a cambios funcionales o estructurales en el cerebro.
  • Deterioro: los cambios se producen debido a trastornos genéticos o adquiridos.
  • Plasticidad que hace que el cerebro sea vulnerable a las lesiones: se forman vías neuronales dañinas que hacen que las lesiones sean más probables o más impactantes.
  • Estos procesos son más fuertes y más pronunciados en los niños pequeños, lo que les permite recuperarse de una lesión con mucha más eficacia que la mayoría de los adultos. En los niños, se pueden observar casos profundos de crecimiento, recuperación y adaptación neuroplásticos.

Neorplasticidad en adolescentes

Entre la juventud y la edad adulta, ocurre un fenómeno conocido como poda en el cerebro. La poda es la reducción en el número de neuronas y sinapsis que se formaron durante la edad temprana.

Esta eliminación se basa en las experiencias que la persona tiene en la vida; las conexiones que una persona usa con mayor frecuencia se mantienen y las conexiones débiles se eliminan. Cuando un individuo alcanza la adolescencia tardía, el número de conexiones sinápticas entre neuronas se ha reducido aproximadamente a la mitad.

Neuroplasticidad en adultos

Aunque durante mucho tiempo se pensó que el número de neuronas y sinapsis era estático en la edad adulta, hoy día, este concepto se considera como erróneo.

La neuroplasticidad no está ausente en los adultos, pero generalmente se observa menos que en los niños y con menor fuerza; sin embargo, el cerebro adulto todavía es capaz de hacer cambios extraordinarios.

La evidencia de neuroplasticidad en el cerebro de los adultos, se ha observado principalmente en individuos que se convirtieron en expertos en una habilidad en particular. ¿Por qué? Porque los cambios asociados con el aprendizaje ocurren de forma masiva cuando nos convertimos en expertos en un dominio específico.

El aprendizaje puede hacer que el cerebro aumente el número de conexiones entre neuronas y es un ejemplo típico de neuroplasticidad en adultos.

En los adultos mayores, la neuroplasticiad puede restaurar conexiones y funciones antiguas y perdidas que no se han utilizado en algún tiempo, mejorar la memoria e incluso mejorar las habilidades cognitivas generales.

Los expertos en neurociencias continúan arduamente trabjando en sus investigaciones para encontrar patrones de comportamientos que estimulen la neuroplasticidad en adultos y ayuden con determinadas enfermedades del cerbero.

Por ejemplo, un estudio propone un programa de entrenamiento de la memoria eficaz combinado con neuroestimulación podría aumentar el espesor de la materia gris y por lo tanto afectar los patrones de activación funcional. (2)

Mejorar la memoria podría reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo,
dormir mejor y tal vez incluso facilitar interacciones sociales y niveles de actividad.

RESUMEN

La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse al ambiente.

Por lo general, el potencial de cambio no es tan grande en los adultos mayores como en los niños y los adultos jóvenes, pero con un esfuerzo sostenido y un estilo de vida saludable, los adultos son tan capaces de promover cambios positivos y el crecimiento en sus cerebros como las generaciones más jóvenes.

El envejecimiento del cerebro, sus cambios biológicos y las alteraciones en nuestro comportamiento, son tan complejos e idiosincrásicos como el cerebro mismo, y se modifica cualitativamente a lo largo de la vida.

REFERENCIAS

  1. Neuroplasticity in children. Fuente
  2. Plasticity of the aging brain: New directions in cognitive neuroscience. Science. Fuente
  3. Aging and neuroplasticity. Fuente
  4. Changes in Plasticity Across the Lifespan: Cause of Disease and Target for Intervention. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.