Categorías: Diabetes

Diabetes para niños – ¿Qué necesitas saber?

Tal vez conoce a un niño que siempre come un bocadillo durante un partido de fútbol o acude a la enfermera de la escuela antes del almuerzo para recibir una inyección.

Si tienes un amigo o un compañero de clase como este, o esto suena como tú, no estás solo. Miles de niños de todo el mundo hacen cosas como esta todos los días porque tienen diabetes tipo 1.

Este artículo describe conceptos básicos sobre la diabetes tipo 1 y cómo abordarla en la niñez.


¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta la forma en que el cuerpo usa la glucosa, un azúcar que es la principal fuente de combustible del cuerpo. El cuerpo tanto de niños como adultos utiliza glucosa para seguir funcionando, y brindarle energía a todos los sistemas corporales. Así es como debería funcionar normalmente:

  • Comes una comida
  • El azúcar en sangre sube
  • El páncreas libera una hormona llamada insulina
  • La insulina ayuda a que la glucosa ingrese a las células del cuerpo.
  • Tus células obtienen la energía que necesitan.
  • El azúcar en sangre baja

Si alguien tiene diabetes, el cuerpo no puede producir insulina o la insulina no funciona en el cuerpo como debería. La glucosa no puede ingresar a las células normalmente, por lo que el nivel de azúcar en sangre aumenta demasiado. Mucha azúcar en la sangre enferma a las personas si no reciben tratamiento.

La diabetes tipo 1 es la más común en los niños

Los dos tipos principales de diabetes son el tipo 1 y el tipo 2.

En la diabetes tipo 1 (que solía llamarse diabetes insulinodependiente o diabetes juvenil), el páncreas no puede producir insulina. En la mayoría de los casos, esto es debido a una alteración inmunológica; donde las células del sistema inmune atacan a un tipo particular de células del páncreas que son las responsables de producir insulina.

Cómo resultado, si bien el cuerpo aún puede obtener glucosa de los alimentos, la glucosa no puede ingresar a las células donde se necesita. La glucosa permanece en la sangre, lo que hace que el nivel de azúcar en sangre sea muy alto y causa problemas de salud.

Para solucionar el problema, una persona con diabetes tipo 1 debe recibir inyecciones de insulina regulares o una bomba de insulina.

La diabetes tipo 2 es diferente a la diabetes tipo 1. En la diabetes tipo 2, el páncreas aún produce insulina, pero la insulina no funciona en el cuerpo como debería.

Nadie sabe con certeza qué causa la diabetes tipo 1, pero los científicos creen que tiene algo que ver con los genes. Los genes son como instrucciones sobre cómo debe verse y funcionar el cuerpo que los padres transmiten a sus hijos.

Se considera que si uno de los padres tiene diabetes tipo 1, puede aparecer en un niño con una probabilidad de aproximadamente 1 en 20. Si ambos padres tienen diabetes, entonces la probabilidad aumenta a 1 en 4, es decir, hasta un 25%. (2)

Pero, por lo general, no basta con obtener los “genes de la diabetes”. Para que una persona desarrolle diabetes tipo 1 tiene que suceder algo más, como contraer una infección viral o algún factor ambiental que promueva su aparición.

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir, y aún no existen tratamientos para curarla completamente, tampoco procedimientos para predecir quién la va a tener.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 1?

Cuando las personas tienen diabetes por primera vez, por lo general presentan los siguientes síntomas:

  • Orinar mucho – porque el cuerpo intenta eliminar el exceso de azúcar en sangre expulsándolo a través de la orina (pipí)
  • Beber mucho – para compensar todo ese orinar y no deshidratarse
  • Comer en exceso – porque el cuerpo tiene hambre de la energía que no puede obtener del azúcar
  • Perder peso – a medida que el cuerpo comienza a usar la grasa y los músculos como combustible porque no puede usar el azúcar normalmente
  • Fatiga – porque el cuerpo no puede usar los carbohidratos como energía

Recibir tratamiento para la diabetes puede evitar que aparezcan estos síntomas. Un médico puede hacer análisis de sangre de un niño para saber si tiene diabetes.

Si su médico cree que usted podría tener diabetes tipo 1, es posible que le pida que visite a un médico llamado endocrinólogo pediátrico, un tipo de médico que ayuda a niños con diabetes, problemas de crecimiento y más.

¿Cómo vive un niño con diabetes tipo 1?

Los niños que tienen diabetes tipo 1 pueden hacer las mismas actividades y vivir como el resto de los niños. Aunque deben prestar un poco más de atención a lo que comen y hacen que los niños sin diabetes.

Los niños con diabetes tendrán que hacer cosas especiales a veces, como comer un refrigerio durante un largo viaje escolar. O puede que tengan que levantarse más temprano que los demás para recibir su insulina y desayunar un para mantener sus niveles de azúcar en sangre bajo control.

Algunas consideraciones para niños con diabetes tipo 1:

  • Recibir insulina como su médico le recetó
  • Comer una dieta sana y equilibrada con recuentos precisos de carbohidratos
  • Controlar los niveles de azúcar en sangre regularmente
  • Hacer ejercicio con regularidad

¿Qué más debo saber?

Aunque esto puede parecer mucho trabajo, la buena noticia es que los nuevos productos y equipamientos para diabéticos pueden ayudar a que los niños se ocupen de su diabetes más fácilmente.

Los científicos están buscando formas de facilitar la verificación de los niveles de azúcar en sangre y la administración de insulina. También están tratando de encontrar formas de hacer que la insulina ingrese al cuerpo sin inyecciones. Y hay esperanza de que algún día se encuentre una cura.

Aunque los niños con diabetes tienen que hacer algunas cosas especiales, eso no les impide hacer las cosas que aman. Todavía pueden practicar deportes, salir con sus amigos e ir de viaje. Entonces, si tiene un amigo con diabetes, hágale saber que puede lidiar con ella. Ser amigos se trata de divertirse juntos, ¡no de tener un páncreas perfecto!

REFERENCIAS

  1. Type 1 Diabetes: What Is It?. Fuente
  2. Learn the Genetics of Diabetes, Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada Campos obligatorios marcados*