Tocarse la cara puede aumentar el riesgo de infección por el nuevo coronavirus. Los ojos y la boca son áreas donde los virus pueden ingresar fácilmente a su cuerpo.

La mayoría de nosotros nos tocamos la cara innumerables veces todos los días. Cuando nos pica la nariz, nos sentimos cansados o incluso nos limpiamos la boca con el dorso de la mano sin siquiera pensarlo.

En 2015, un estudio de una universidad de Sydney, grabó cuántas veces los estudiantes se tocaban la cara durante las clases. El promedio fue de unas 23 veces por hora. Además, casi la mitad de esas veces, involucraba el contacto con los ojos, nariz o boca. (1)

Durante la pandemia, son varios los expertos, incluso la OMS han recomendado evitar tocarse la cara como una manera reducir el contagio de COVID-19. (7) ¿Qué es lo que dicen?

¿Cómo evitar tocarse la cara?

como no tocarse la cara

Tocarse la cara es un hábito, cómo cualquier hábito se puede romper. Según los expertos Kevin Chapman y Zachary Sikora hay una serie de medidas que puedes hacer para lograrlo. A continuación puedes leer sus consejos para evitar tocarse la cara:

1. Usar desinfectantes o jabones perfumados

Usar un desinfectante o un jabón de manos perfumado ayudará a recordarte que debe mantener las manos lejos de su cara. El olor atraerá la atención hacia la ubicación de sus manos y evitará que las lleves a la boca o a los ojos.

2. Mantén tus manos ocupadas

Si estás en casa mirando televisión, intenta doblar la ropa, sostener objetos en tus manos, cruzar los brazos, unir los dedos, usar pelotas de anti-stress, tejer u cualquier otra actividad que te relaje. Esto mantendrá tus manos ocupadas y evitará que lleves tus manos a la cara.

3. Usar guantes

Puede resultar extraño pero usar guantes es una manera de aprender a no tocarse la cara, en particular cuando vas a hacer compras o sales de casa. Si aún no has desarrollado la habilidad de evitar tocarte la cara la textura gomosa de los guantes puede ayudar a darte cuenta cuando lo haces.

Puede resultar extraño pero incluso usar guantes dentro de casa es una manera efectiva para aprender a no tocarse la cara.

4. Cambia tu pensamiento

Según el psicólogo Kevin Chapman, fundador y director del Centro de Ansiedad y Desórdenes relacionadas de Kentuchy, es más probable que cambie sus hábitos cuando permites que tus pensamientos sean flexibles en lugar de punitivos. (6)

Entonces, en lugar de pensar, “no te toques la cara”, deberías decirte a ti mismo: “Voy a ser más consciente de tocarme la cara hoy”.

“Si lo haces de manera consistente, estás programando tu cerebro para hacer que ese pensamiento salga a la luz y, por tanto, eres más consciente de no hacerlo”, dice Chapman

Cuando igualmente te tocas la cara, úsalo como una razón para lavarse las manos y comenzar de cero.

5. Evitar situaciones de estrés

Son varias las investigaciones que han confirmado que una persona aumenta no sólo la cantidad de veces que se toca la cara sino la duración del toque bajo situaciones de estrés. (2,3,4)

Dichos estudios han demostrado los auto-toques (tocarse la cara) aumentan cuando ocurren estados emocionales negativos como el estrés. Incluir técnicas de relajación como la meditación, hacer ejercicio físico en casa y todas las formas de entretenimiento como leer, mirar películas, etc pueden ayudar a evitar tocarte la cara.

6. Utilizar recordatorios

El psicólogo clínico Zachary Sikora, del Hospital Northwestern Medicine Huntley en Illinois, aconsejó utilizar recordatorios para evitar tocarse la cara durante el brote de coronavirus. (5)

Zachary afirma que colocar recordatorios en forma de notas adhesivas o incluso en tu teléfono, es una manera práctica de recordar que debe mantener sus manos lejos de la cara. Colocar notas donde las puedas ver, en la heladera o incluso frente al televisor o el ordenador es un método sencillo para deshacerse de este hábito.

7. Usar accesorios

Usar un nuevo accesorio para las manos puede recordarte que debes evitar tocarte la cara. Según psicólogos expertos utilizar relojes, pulseras anillos a los que no estás acostumbrado es una manera de ayudar a la mente a deshacerse de comportamientos automáticos.

Si además debes usar lentes para la visión, este es el mejor momento para sacarles partida. Los lentes protegerán una posible contaminación en los ojos al llevar las manos a la cara.

Lavarse las manos y no tocarse la cara – Dos hábitos fundamentales durante la pandemia

Lavarse las manos y mantener distancia social siguen siendo las formas más efectivas para reducir los efectos de la pandemia.

Sin embargo, nos tocamos la cara con tanta frecuencia que las posibilidades de volver a contaminar nuestras manos entre lavados son extremadamente altas.

Todo lo que se necesita es tocar el pomo de una puerta o una superficie similar y volver a estar en peligro de infección. – Declara la revista Healthine (5)

Según la OMS, el nuevo coronavirus, también llamado SARS-CoV-2, se transmite de persona a persona, como muchas otras infecciones respiratorias.

En la mayoría de los casos es a través de gotículas respiratorias producidas cuando alguien estornuda. Tocar una superficie contaminada con virus y usar esa mano para tocarse los ojos o la boca es una de las principales causas de contagio.

Si bien es fácil evitar estar cerca de alguien que está enfermo, es más difícil evitar el virus cuando está en la superficie. Por lo que evitar tocarse la cara juega un rol importante en estos casos.

¿Por qué nos tocamos la cara?

Tocarse la cara, al igual que cambiar le postura, manipular objetos y gestos, son tipos de movimientos autorreguladores que están asociados con procesos psicológicos y cognitivos. (2,3,4) La falta de concentración y el estrés podrían ser los principales desencadenantes.

Los movimientos de auto toque generalmente se realizan con una o ambas manos e implican frotar, rascar, acariciar o tocar cualquier parte de la superficie del cuerpo, la ropa o accesorios.

Si bien los científicos aún no han determinado cuál es la causa por la que nos tocamos la cara, es posible que sea parte de un mecanismo neuronal sofisticado.

Es probable que inmediatamente antes de un auto-toque el cerebro envíe una señal sensorial a la piel sin ninguna estimulación dérmica externa. La excitación de los receptores dérmicos que causan sensaciones en la piel se podría manifestar como picazón. (2)

RESUMEN

  • Lavarse las manos frecuencia y evitar tocarse la cara son dos hábitos claves para prevenir una infección por el nuevo coronavirus.
  • Los expertos dicen que algunos métodos simples como el uso de jabón o desinfectante perfumado, usar guantes y acessorios pueden ayudar a evitar que lleves las manos a la cara.
  • Tocarse la cara está relacionado con el estrés. Manejar el estrés habilidades hará que toques tu cara una menor cantidad de veces por día.

REFERENCIAS

  1. Face touching: a frequent habit that has implications for hand hygiene. Fuente
  2. Self-touch: Contact durations and point of touch of spontaneous facial self-touches differ depending on cognitive and emotional load. Fuente
  3. The function of self-touchings, posture shifts, and motor discharges in children from 3 to 6 years of age. Fuente
  4. Barroso F, Freedman N (1992) The nonverbal manifestations of cognitive processes in clincal listening. Fuente
  5. You Probably Touch Your Face 16 Times an Hour: Here’s How to Stop. Fuente
  6. Why you can’t stop touching your face, according to science and psychology. Fuente
  7. COVID-prevention and control in schools. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *