Categorías: Neurociencias

Neuroplasticidad – ¿Qué es y cómo se aumenta?

Nuestros cerebros son verdaderamente extraordinarios. No sólo pueden adaptarse para aprender cosas nuevas, sino también se adaptan a nuestras experiencias.

Aunque ciertamente parece inexplicable, durante las últimas décadas los científicos han trabajado arduamente para estudiar exactamente cómo esto ocurre, y han encontrado la explicación detrás de la magia: la neuroplasticidad.

El término puede parecer técnico, pero básicamente refiere a la capacidad de cambio de su cerebro para ajustarse al entorno.

Dado que el cerebro es fundamental para todo lo que pensamos y hacemos, sacar ventaja de la neuroplasticidad es importante para mejorar nuestro bienestar y por qué no encontrar nuestro camino al éxito.

Sigue leyendo para saber qué es exactamente eso de la neuroplasticidad y cómo hacer para adaptar tu cerebro de forma positiva.


¿Qué es la neuroplasticidad?

La neuroplasticidad puede definirse como la capacidad del cerebro para modificar su estructura en respuesta a la experiencia.

La neuroplasticidad ocurre como reacción a una nueva información, estimulación sensorial o daño del cerebro. Y se la considera como una propiedad fundamental compleja del sistema nervioso que está asociada al aprendizaje y la memoria. (3)

Un punto clave que por lo general, no se entiende acerca de la neuroplasticidad es que siempre está sucediendo. Todo lo que hacemos cambia nuestro cerebro.

Cualquiera que sea la experiencia, ya sea una acción o un pensamiento, el cerebro se adapta y cambia para que mejoremos en esa actividad y con el tiempo se vuelve más fácil, incluso automático.

Pero no todas las experiencias son iguales cuando se trata de cambios neuroplásticos. Aquellos aprendizajes necesarios para la supervivencia o donde se detecta una amenaza, tienen prioridad en el cableado cerebral.

Entonces, la neuroplasticidad actúa durante toda la vida. Con el transcurso del tiempo las conexiones dentro del cerebro se vuelven cada vez más fuertes o más débiles, según las conexiones que se utilicen y cuál sea su “importancia”.

En cuanto a la edad, por supuesto, el cerebro de un niño o jóven cambia más fácilmente; sus cerebros son muy plásticos. Pero lo importante es que un adulto también puede, a través de ciertos comportamientos acceder a niveles de neuroplasticidad significativos.

¿Por qué la neuroplasticidad es importante?

Cuando su cerebro se lesiona o daña por una enfermedad, es la neuroplasticidad la que permite recuperarse. Además, frente a un evento o pensamiento, este fenómeno es el que permite al cerebro reorganizar su estructura física para obtener comportamientos beneficiosos para el cuerpo.

Por tanto, la neuroplasticidad es importante no sólo para ayudar a recuperarse de una lesión cerebral traumática o un derrame cerebral, sino también puede ayudarlo a mejorar su bienestar. La reconfiguración de su cerebro puede ser útil para establecer mejores hábitos que contribuyan a su salud y éxito.

La neuroplasticidad también parece prometedora como motor de un tratamiento potencial para ciertas afecciones de salud mental y dificultades de aprendizaje. Aquí es donde la terapia y la rehabilitación juegan un rol importante; dichos métodos sirven para reparar vías neuronales antiguas o crear otras nuevas.

¿Cómo funciona?

La neuroplasticidad es importante sí. Pero… ¿cómo es qué funciona?

Al ejecutar una acción (o pensamiento) se genera un estímulo eléctrico entre dos neuronas. La repetición de este estímulo genera cambios morfólogicos (en la forma) y genéticos (en los genes) que tienen como consecuencia el aumento o pérdida de la conectividad entre neuronas.

En estos procesos, existen varios protagonistas moleculares, el calcio es uno de ellos. Así como una gran variedad de enzimas y proteínas que cumplen funciones de gran importancia para las membranas de las neuronas.

Esa es la base física de por qué repetir un pensamiento o una acción una y otra vez aumenta su poder y por tanto de neuroplasticidad. Con el tiempo, esto se vuelve automático; una parte de nosotros. Literalmente nos convertimos en lo que pensamos y hacemos.

7 maneras de aumentar la neuroplasticidad

En los últimos 30 años, la evidencia muestra que el cerebro de los adultos no es tan fijo como se pensaba, incluso se ha demostrado que la neuroplasticidad puede ocurrir hasta en las últimas etapas de la vida. (1,2)

La neuroplasticidad sucede a diario, pero también es algo que podemos alentar, mejorar y estimular absolutamente desde casa. Aquí van algunas formas de recablear tu cerebro y aumentar la neuroplasticidad:

  • Ayuno intermitente: se ha demostrado que este tipo de alimentación aumenta la adaptación sináptica, promueve el crecimiento de las neuronas, mejora la función cognitiva general y disminuye el riesgo de enfermedad neurodegenerativas.
  • Viajar: expone su cerebro a nuevos estímulos y nuevos entornos, abriendo nuevos caminos y actividad en el cerebro.
  • Aprender un instrumento musical: puede aumentar la conectividad entre las regiones del cerebro y ayudar a formar nuevas redes neuronales;
  • Ejercicios de manos no dominantes: pueden formar nuevas vías neuronales y fortalecer la conectividad entre neuronas
  • Uso de dispositivos mnemónicos: el entrenamiento de la memoria puede mejorar la conectividad en la red parietal prefrontal y prevenir algunas pérdidas de memoria relacionadas con la edad.
  • Leer ficción o novelas: aumenta y mejora la conectividad en el cerebro
  • Ampliar su vocabulario o aprender un nuevo idioma: activa los procesos visuales y auditivos, así como el procesamiento de la memoria
  • Arte: mejora la conectividad del cerebro en reposo (la “red de modo predeterminado” o DMN), lo que puede impulsar la introspección, la memoria, la empatía, la atención y la atención.
  • Bailar: reduce el riesgo de Alzheimer y aumenta la conectividad neuronal
  • Dormir: fomenta la retención del aprendizaje a través del crecimiento de las espinas dendríticas que actúan como conexiones entre neuronas y ayudan a transferir información a través de las células

RESUMEN

¿Qué es la neuroplasticidad? Una característica de nuestro cerebro que le permite adaptarse a nuestras experiencias.

La neuroplasticidad no es ni buena ni mala. Es solo un mecanismo de nuestro cerebro. Sucede a diario, te guste o no pero cómo sucede, podemos aprender a influirla.

¿Cómo funciona? Con cada repetición de un pensamiento o emoción, reforzamos una vía neuronal, y con cada nuevo pensamiento, modificamos las conexiones entre neuronas.

Estos pequeños cambios, conducen a cambios fisiológicos importantes en nuestro cerebro que en última instancia, alteran nuestro comportamiento.

Para aumentar la neuroplasticidad del cerebro existen varios métodos, por ejemplo leer, crear, aprender un nuevo idioma o instrumento. De alguna forma, lo más importante es permitirse la búsqueda constante de estímulos nuevos.

REFERENCIAS

  1. Neuroplasticity and Clinical Practice: Building Brain Power for Health. Fuente
  2. Neuroplasticity. Fuente
  3. Principles of neuroplasticity and behavior. Fuente
Compartir
Gonzalo Paredes

Gonzalo es apasionado por impulsar cambios positivos a través de la investigación y divulgación de la ciencia. Además de escribir con otros miembros del equipo, Gonzalo se asegura de que el contenido sea actual, preciso y confiable.

Etiquetas: cerebro plástico memoria y aprendizaje neuronas neuroplasticidad