Alcohol y metabolismo

alcohol y metabolismo

La relación entre en el alcohol y el metabolismo ha generado controversia en la ciencia y la medicina desde hace años. Algunos creen que el consumo de alcohol puede ser una de las causas más comunes de aumento de peso. Por el contrario algunas personas toman grandes cantidades de alcohol y no engordan. ¿El alcohol es capaz de cambiar la tasa metabólica basal? ¿Es capaz de acelerar el metabolismo?

La principal diferencia entre el alcohol y los macronutrientes es que el alcohol aporta calorías vacías. Así como el hecho de que el cuerpo prefiere gastar las calorías provenientes del alcohol en primer lugar. Esta es una estrategia del metabolismo para limpiar el alcohol del organismo.

En resumen el alcohol aporta energía pero no nutrientes. Al mismo tiempo, beber alcohol aumenta el apetito y las ganas de comer alimentos grasos. Este es una orden que da el cerebro para metabolizar mejor el alcohol. El alcohol es soluble en grasas; por lo que este tipo de alimentos va ayudar a eliminarlo.

Los efectos del alcohol en el peso corporal

efectos del alcohol peso corporal

Las investigaciones sugieren que beber incluso pequeñas dosis de alcohol provoca cambios en el metabolismo de la grasa corporal. Por ejemplo, después de un vaso de vodka los procesos metabólicos se de quema de grasa se ven interrumpidos hasta en 6-9 horas (1). En otras palabras, los efectos del alcohol en el peso corporal suele ser el aumento.

De hecho, las bebidas alcohólicas causan un golpe triple al metabolismo: el cuerpo obtiene calorías adicionales propias del alcohol. La sensación de hambre aumenta: la mayoría hemos experimentado las ganas de comida chatarra bajo los efectos del alcohol. Por último, al día siguiente, la sensación la “criticidad” en la elección de alimentos cambia. En resumen, el consumo regular de alcohol especialmente combinado con azúcar es un camino directo al aumento de las reservas de grasa.

Por otro lado, las personas que tienen adicción al alcohol pueden experimentar una baja de peso corporal. Esto se explica debido a que pierden la sensación de hambre. El continuo aporte de calorías provenientes del alcohol sumado a un desbalance emocional dan lugar a una pérdida del interés por los alimentos. Claro está que el resultado final no sólo es la pérdida de peso corporal sino trastornos graves en el hígado como como la conocida cirrosis.

Los efectos del alcohol en el cerebro

El alcohol ralentiza los procesos de pensamiento y las funciones motoras. En primera instancia se genera un aumento en la síntesis de dopamina, una de las hormonas relacionadas con el placer. En este momento la persona comienza a sentirse relajada y agradablemente ligera.

Desafortunadamente, esto es exactamente lo contrario a lo que ocurre en el metabolismo cuando los niveles de alcohol bajan. En este momento las neuronas experimentan estrés y una gran cantidad mueren.

¿Cuántas calorías aporta el alcohol?

Un gramo de alcohol puro aporta 7 kilocalorías. Recuerde que en un gramo de proteínas o carbohidratos aportan 4 kCal, y en un gramo de grasas 9. Además en la mayoría de las bebidas alcohólicas se deben considerar las calorías adicionales provenientes del azúcar. Por ejemplo, el champán dulce, casi todos los tragos y licores, contienen hasta 10-20 g de azúcar cada 100 mL. En el caso de la cerveza el valor es de unos 3-5 gramos.

Si bien saber exactamente cuánta energía aporta un trago no es tarea sencilla. Como regla general se puede decir que cuanto más alcohol y azúcar; más aporte calórico. La cerveza y el vino son los dos tipos de bebidas alcohólicas con menor aporte de calorías.

Alcohol después de entrenar ¿Qué pasa?

alcohol despues de entrenar

El ingerir pequeñas dosis de alcohol (por ejemplo, una copas de vino o cerveza) después de entrenar no afecta significativamente en los procesos de recuperación muscular. Sin embargo, un exceso de alcohol en las siguientes 12 horas después de entrenar; es realmente negativo para el crecimiento muscular.

Es importante tener en cuenta después de entrenar el cuerpo entra en un estado metabólico de recuperación. En una situación en la que el metabolismo se ve perturbado por los efectos tóxicos del alcohol, el cuerpo puede entrar en el estado catabólico de degradación muscular.

Los efectos del alcohol en la recuperación muscular

El alcohol tiene un efecto negativo en la recuperación muscular. Esto se explica debido a una interferencia en los procesos de síntesis de aminoácidos en el cuerpo. (2) El cuerpo, comienza a invertir recursos en eliminar el alcohol, dejando atrás que los procesos de recuperación muscular.

Como si fuera poco, la acción del alcohol inhibe la producción de testosterona y la hormona del crecimiento. Además en el día siguiente ocurro un aumento de la hormona del estrés; el cortisol. Niveles altos de esta hormona son contraproducentes para el crecimiento muscular. Así como en la pérdida de grasa e incluso la potencia sexual en hombres (2). Por último, el alcohol provoca deshidratación. Lo que indirectamente afecta a la nutrición muscular, ya que estos son alrededor del 75% de agua.

Beber alcohol en una dieta para perder peso

El alcohol y las dietas para perder peso no son amigos. Los efectos del alcohol pueden compararse con el de los carbohidratos simples (Azúcar, miel, etc) en el cuerpo. En presencia de etanol en sangre, el cuerpo intenta tan pronto como sea posible almacenar el exceso de energía a la forma de grasa. Lógicamente se bloquean los procesos de quema de grasas (3).

Sumado a el hecho de que el alcohol se consume generalmente en eventos sociales; con una disponibilidad ilimitada de alimentos; el resultado en la pérdida de peso es desastrozo. Los mecanismos de control se pierden y es probable que se ingieran varios miles de calorías en unas horas. Si bien unas copas de más una vez cada tanto no es un problema grave; una dieta para perder peso y beber alcohol no van de la mano.

RESUMEN

  • Los efectos del alcohol sobre el metabolismo comienzan por un bloqueo de los procesos de pérdida de grasa; hasta una desregulación de hormonas relacionadas con el crecimiento muscular.
  • No es novedad que el consumo de alcohol de lugar a cambios en el peso corporal. Si el consumo de alcohol es social; es probable que de lugar a un aumento de peso corporal. Esto se explica por un aumento del apetito durante los efectos del alcohol; así como de un aumento en las calorías totales.
  • Cuando hay una dependencia a el alcohol es probable que ocurra una baja de peso corporal. Esto se explica debido a una pérdida del interés por los alimentos; siendo el alcohol el principal aporte de calorías en el día.
  • El alcohol aporta 7 Kcal por gramo. Para la eliminación completa del alcohol, el cuerpo necesita al menos 12 horas para metabolizarlo.
  • El alcohol después de entrenar no es recomendable. Si bien una copa de vino o una jarra de cerveza no es capaz de provocar grandes cambios en los mecanismos de recuperación muscular. Un exceso de alcohol sí lo es.
  • Beber alcohol en una dieta para perder peso no tiene sentido. Si va a asistir a eventos sociales; recomendamos tomar una copa de vino o cerveza.

REFERENCIAS:

1. Effects of ethanol on lipid metabolism, fuente
2. The pulsatile secretion of gonadotropins and growth hormone, and the biological activity of luteinizing hormone in men acutely intoxicated with ethanol, fuente
3. De novo lipogenesis, lipid kinetics, and whole-body lipid balances in humans after acute alcohol consumption, fuente

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *