Grasa pectoral en hombres

eliminar grasa pectoral

La grasa en los pectorales en hombres es un problema cada vez más frecuente. En primer lugar es importante saber que eliminar grasa corporal es una tarea que requiere tiempo y dedicación. No se deben esperar soluciones mágicas en una semana. La buena noticia: eliminar grasa pectoral es realmente posible.

Si eres de aquellos hombres con problemas de ginecomastía, lo primero que debes hacer es eliminar los carbohidratos simples de la dieta. Este tipo de alimentos no sólo conlleva a un exceso de grasa en el cuerpo sino que desregula los procesos hormonales.

La combinación de una alimentación baja en carbohidratos e incluir ejercicios específicos para este grupo muscular es lo esenciar para lograr tus objetivos. A continuación se detallan ejercicios y métodos alternativos para eliminar la grasa pectoral.

Ejercicios para eliminar la grasa pectoral

Los mejores ejercicios para eliminar la grasa pectoral pectorales son los fondos en paralelas, el press de pecho en banca declinada y las flexiones. Para la parte superior una buena estrategia es utilizar el press en banca inclinada a 45° y con mancuernas.

La parte central de los pectorales se trabaja con aperturas de mancuernas,  o realizando press de pecho acostado con agarre angosto. También se pueden ejecutar flexiones entre series, de manera de irrigar mejor la sangre y fortalecer las fibras musculares.

Una de las principales causas por la que los hombres empiezan el gimnasio es mejorar apariencia de este grupo muscular y eliminar la grasa pectoral. Naturalmente, estos músculos deben ser trabajados para modificar la apariencia de los pectorales flácidos.

Las flexiones de pecho son un ejercicio ideal para eliminar la grasa pectoral. Al finalizar una rutina de gimnasio, lo mejor es hacer series con poco peso y muchas repeticiones. Ejercicios con poleas o en máquinas aislados van a aumentar el flujo de sangre hacia los músculos. Además los días siguientes se recomiendan llevar a cabo métodos de recuperación activa para mejorar el crecimiento y desarrollar los músculos pectorales de una manera óptima.

¿Cómo eliminar la grasa pectoral?

La respuesta a eliminar la grasa pectoral es:

Entrenamiento

En primer lugar, lo que debe saberse es que realizar únicamente un día de pectorales no alcanza. Lo mejor es dedicarle un día para el crecimiento muscular y complementar la semana con tonificación, por ejemplo una rutina de flexiones.

Dieta baja en carbohidratos

Combinar el ejercicio con una dieta baja en carbohidratos es una estrategia realmente efectiva para eliminar la grasa pectoral. Esta es la manera más efectiva de lograr unos pectorales marcados y definidos. Si además te concentras en trabajar el core los resultados se verán potenciados.

Liposucción

La liposucción claramente es un método efectivo para eliminar este tipo de grasa. Mediante pequeñas incisiones y vacío es posible remover el exceso de células grasas. Sin embargo, como toda operación tiene contraindicaciones.

Si se decide por este método, recomendamos la liposucción asistida con laser y ultrasonido. Este tipo de operación tiene la ventaja de un tiempo de recuperación más corto y menos doloroso. De cualquier manera si tras la operación no se modifican los hábitos alimenticios es de alta probabilidad que la grasa vuelva a ser acumulada en esta zona.

Abusar con las proteínas es una posible causa de ginecomastía

Para eliminar la grasa pectoral no se debe abusar con el consumo de proteínas con 1.5 – 2.0 g de proteínas por kilo de masa corporal es suficiente. Según un estudio (3), el exceso de proteínas da lugar a un aumento de los estrogénos. Lo que se traduce como una disminución en los niveles de testosterona.

Cuando un hombre tiene bajos niveles de testosterona no sólo se disminuye el rendimiento deportivo. Sino que comienza a aparecer la ginecomastía. Algo que queda bien en claro en personas que han utilizado esteroides a lo largo de su vida. Si el objetivo es eliminar la grasa pectoral tomar batidos de proteínas a todas horas no es la solución, de hecho puede agravar la situación.

REFERENCIAS:

  1. Chest. Fuente
  2. Chest exercises. Fuente
  3. Dietary protein intake and reproductive hormones and ovulation. Fuente
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *