¿Quién descubrió los esteroides?

quien descubrio la testosterona

Oficialmente, la historia de los esteroides comenzó en la década del 1930, cuando el químico alemán Adolf Butenandt y su equipo lograron obtener 15 mg de una forma sintética de estrógenos, androsterona y finalmente testosterona. Para ello necesitaron más de 10 mil litros de orina. Fue en el año 1935, donde dicho químico sintetizó versiones sintéticas de la hormona testosterona(1).

La historia de los esteroides remonta al año 1930, cuando el químico alemán Adolf Butenandt y su equipo lograron obtener 15 mg de una forma sintética de estrógenos y androsterona. Fue en el año 1935, donde dicho químico sintetizó una versión sintética de la hormona testosterona(1). Por dicha azaña, Butendant recibió el Premio Nobel en el año 1939.

Durante los cinco años siguientes, científicos patrocinados por compañías farmacéuticas, hallaron métodos efectivos para sintetizar la hormona testosterona en grandes cantidades. El objetivo era utilizar los esteroides como un tratamiento para la depresión. En primer lugar fueron utilizados para tratar la depresión y regular los niveles de cortisol y serotonina. Luego fueron utilizados por las fuerzas armadas para potenciar a los soldados.

Historia de los esteroides en la segunda guerra mundial

historia de los esteroides quien descubrio la testosterona
Fuente

La historia de los esteroides continua durante la segunda guerra mundial. Donde encontraron que las formas sintéticas de testosterona podían mejorar a los soldados a aumentar el peso. Además, de encontrar una manera simple y efectiva para mejorar el rendimiento físico. Claramente sin tener en cuenta las consecuencias de tomarlos. 

En el año 1958, la asociación americana Food and Drug Administration (FDA) registró el nuevo medicamento de la compañía Ciba Pharmaceuticals para el uso como tratamiento en personas con testosterona baja, sobre todo en adultos mayores: el Dianabol(5). Un dato curioso en este momento de la historia de los esteroides fue que este fármaco era vendido en las farmacias sin receta médica.

Sólo 20 años después, en el año 1976, comenzaron a hacerse los primeros análisis sobre el consumo de esteroides anabólicos en deportistas profesionales. Durante este tiempo, en el mercado aparecieron más de 40 análogos de la testosterona: Estanozolo, Winstrol, nerobol, naposim, DBOL, etc.

 La historia de los esteroides en alemania

El gobierno nazi obligó a Butenandt y Ruzicka a rechazar el Premio Nobel por el descubrimiento de la testosterona, probablemente se consideraba que otros pueblos no tenían derecho a juzgar el éxito de científicos del Gran Reich. Sin embargo, Butenandt y Ruzicka continuaron sus trabajos de investigación.

Según algunas fuentes, los soldados alemanes recibían dosis de testosterona para aumentar su agresividad y los campos de concentración se convirtieron en “laboratorios” para experimentar con ésta en humanos. Se ha confirmado que el médico de Adolf Hitler le recetaba inyecciones de testosterona(2).

Deportistas soviéticos y los esteroides

Después de la caída del Tercer Reich, la Unión Soviética mostró interés por la nueva hormona. Los deportistas soviéticos fueron los primeros en utilizar los esteroides para aumentar la fuerza y masa muscula. La URSS y los países de Europa Oriental utilizaron esteroides para aumentar el rendimiento en especial para competencias de bodybuilding(4).

La respuesta del bloque occidental no se hizo esperar, el doctor John Ziegler, quien trabajaba con el equipo olímpico de Estados Unidos, obtuvo un análogo de la testosterona con menos efectos secundarios. La metandrostenolona, la cual recibió el nombre comercial de Dianabol.

Posteriormente las autoridades olímpicas decretaron el uso de esteroides como ilegítimo y desleal. Por razones obvias el uso de esteroides fue regulado con análisis de antidopping en el deporte internacional.

¿Cuándo se prohibieron los esteroides?

Debido a un aumento del consumo de esteroides en adolescentes y sus potenciales efectos secundarios. En 1988, se crearon leyes penalizando la posesión y venta de esteroides. Unos años después, en USA los esteroides pasaron a la categoría sustancia estrictamente controlada.(4)  La distribución de dicho producto es controlada hasta el día de hoy como una manera de cuidar la salud de las personas.

El uso de esteroides tiene graves contraindicaciones para la salud. Muchos de los daños se hacen evidentes después de años de uso. Las investigaciones han demostrado, no sólo que los esteroides aumentan el trabajo del corazón(5), lo que aumenta el riesgo de sufrir un infarto. Sino que pueden propiciar la formación de tumores cancerígenos(6).

El consumo de esteroides ha estado sustentado por razones de competencia. El deseo de ganar competencias deportivas sin importar los efectos secundarios de los esteroides. El descubrimiento en la historia de los esteroides no  fue con el objetivo de moldear un cuerpo ideal, sino combatir enfermedades.

RESUMEN

  • La historia de los esteroides comienza en la década del 30, donde la primer molécula de testosterona fue aislada por un grupo de científicos alemanes.
  • ¿Quién descubrió la testosterona? El químico alemán Adolf Butenandt Y su equipo de trabajo fueron los primeros en sintetizarla.
  • Los esteroides en primer lugar eran de libre distribución y fueron utilizados por los soldados americanos para potenciar el rendimiento.
  • Un aumento en el consumo de esteroides en adolescentes y el descubrimiento de sus efectos secundarios; dio a lugar a su prohibición masiva. Un momento clave en la historia de los esteroides.

REFERENCIAS:

  1. ‘The history of synthetic testosterone’, Hoberman JM, Yesalis CE, Fuente
  2. Soviet Doping Widespread: Athletes Had Secret Lab Near Seoul, Fuente
  3. ‘The Man Behind the Juice’, Fuente
  4. Anabolic Esteroid. Fuente
  5. Anabolic Steroids May Weaken the Heart. Fuente
  6. National Institute of Drug Abuse: Anabolic Steroids. Fuente
  7. Adolf butenant. Fuente
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *